La esquizofrenia es un serio problema de salud mental a largo plazo. Las personas que sufren esta enfermedad experimentan una serie de síntomas, que pueden incluir delirios, pensamientos confusos y alucinaciones. Uno de los más frecuentes es escuchar voces, también conocida como alucinación auditiva verbal (AAV), que alrededor del 70% de las personas con esquizofrenia experimenta en algún momento.

Estas voces pueden ser “escuchadas” con una variedad de características diferentes; por ejemplo, como voces internas o externas, amistosas o amenazantes y pueden presentarse ocasionalmente o de manera continua; además pueden ser increíblemente convincentes. Como no hay escapatoria a este diálogo interno, pueden ser tremendamente agotadoras.

Nuestro cerebro podría tener una comunidad de bacterias similar al microbioma intestinal

Pero recientemente, un equipo de investigadores dirigidos por la profesora Sonia Dollfus de la Universidad de Caen en Francia, se embarcó en un proyecto para entender y potencialmente reducir la frecuencia de estas alucinaciones auditivas.

Para lograrlo, utilizaron una técnica llamada estimulación magnética transcraneal (TMS), la cual es una técnica no invasiva que utiliza imanes para influir en la actividad cerebral. Es un procedimiento relativamente seguro que se ha utilizado para tratar con éxito una serie de condiciones, incluida la depresión que no responde a la medicación.

El equipo estaba particularmente interesado en una subsección del lóbulo temporal izquierdo, que está implicada en el lenguaje y que ha sido previamente identificada como el hogar potencial de las AAV.

El estudio incluyó a 26 pacientes que recibieron TMS activo y un grupo de control de 33 individuos. Los investigadores entrevistaron a los pacientes utilizando un protocolo estándar que reveló la mayoría de las características de las voces que estaban escuchando.

Los pacientes tratados recibieron una serie de pulsos magnéticos de alta frecuencia de 20 Hz durante 2 sesiones al día, durante 2 días. Después de 2 semanas, los pacientes fueron reevaluados. Los investigadores registraron que el 34,6% de los pacientes tratados con TMS mostraban una respuesta positiva significativa, mientras que sólo el 9,1% de los pacientes del grupo simulado, mostró mejoría.

Una simple prueba en el cuello podrá detectar tu riesgo en desarrollar demencia

La profesora Dollfus expresó: “Las alucinaciones verbales auditivas pueden ser un síntoma perturbador de la esquizofrenia, tanto para los pacientes como para las personas cercanas a ellos. Este es el primer ensayo controlado de TMS de alta frecuencia dirigido a una determinada área del cerebro, que muestra una mejoría en estos pacientes.”

Aunque queda un largo camino por recorrer antes de saber si la TMS es la mejor ruta para tratar a estos pacientes a largo plazo, se puede decir con cierta certeza que se ha encontrado un área anatómica específica del cerebro, asociada con las alucinaciones auditivas verbales; además, queda demostrado que el tratamiento con TMS de alta frecuencia puede hacer una diferencia, al menos para algunos enfermos.

Más en TekCrispy