El Banco Central de Brasil ha publicado un nuevo informe de investigación donde se detallan las posibles aplicaciones de la tecnología de la cadena de bloques, así como también describe la forma cómo esta tecnología puede ser utilizada en diversas plataformas financieras para la liquidación de transacciones.

El estudio fue realizado por un equipo de profesionales del Banco Central Do Brasil, y fue publicado el pasado 28 de agosto en el sitio web oficial del banco. Allí, se examinan los casos de uso de la tecnología de contabilidad distribuida (DLT, por sus siglas en inglés), incluyendo la moneda local, la identidad, y la liquidación de transacciones, aunque solo fue recomendado esta última aplicación para crear prototipos.

A pesar de ello, el propósito no es desarrollar una plataforma de liquidación de transacciones primaria al servicio del banco central, sino establecer un sistema de respaldo “mínimo” para transferir fondos en el caso de un colapso del sistema principal de liquidación. En este sentido, el informe señala:

En caso de producirse un fallo catastrófico, los miembros del RGTS no podrían enviar o recibir fondos entre sí, lo que supondría una interrupción financiera completa. En este contexto, el Sistema Alternativo de Liquidación de Transacciones (SALT) es un sistema conceptual para una solución de contingencia que podría reemplazar inmediatamente las funcionalidades básicas de los principales RGTS brasileños en caso de colapso total.

Los autores del informe indican que el diseño de este sistema estará soportado por la cadena de bloques, y donde las instituciones financieras y el propio banco serán los nodos de validación.

El estudio concluye, que a pesar de que la privacidad sigue siendo un problema, la tecnología Blockchain podría permitir la creación de una red compartida de información alimentada y distribuida entre las instituciones. El documento de la investigación incluye otros trabajos similares realizados por otros bancos centrales a nivel mundial.

Por ejemplo, el Banco de Inglaterra y la Autoridad Monetaria de Singapur, han explorado la tecnología Blockchain y sus aplicaciones en la liquidación de transacciones, aunque el Banco del Reino Unido ha llegado un poco más allá, afirmando que su sistema de liquidación será compatible con la tecnología DLT.