El sector financiero ha sido uno de los más interesados en explorar las bondades de la tecnología Blockchain, y aplicarla para ofrecer soluciones más transparentes, rápidas y sobre todo, económicas a nivel interno y para los usuarios. Ahora, los bancos Barclays, Credit Suisse, el Banco Imperial Canadiense de Comercio (CIBC9), HSBC, Banco MUFG y State Street Bank, los cuales destacan por encontrarse entre las principales instituciones financieras del mundo, han unido sus fuerzas para crear una criptomoneda.

Los seis bancos integrantes del proyecto, cuyo nombre es ‘Utility Settlement Coin’ (USC), tienen el objetivo de promover el uso de la moneda digital. El proyecto se remonta a agosto de 2016, fecha en el que la UBS se unió con el Grupo Santander, Deutsche Banklogar y BNY Mellon, para buscar una mayor eficiencia en los mercados financieros y minimizar los riesgos de este sector. Ahora, los seis bancos mencionados anteriormente, se unirán al grupo inicial.

Según un reporte del diario Financial Times, Hyder Jaffrey, encargado de inversión estratégica e innovación FinTech del banco UBS, reveló que a finales del 2018 sería el momento indicado para que las entidades pudieran emitir transferencias interbancarias de hasta US$ 100 millones a bancos extranjeros, de manera casi instantánea gracias a la criptomoneda.

El equipo de desarrollo de esta moneda digital actualmente se encuentra conversando con autoridades reguladoras e instituciones financieras para asegurar las políticas de protección de datos y de seguridad informática. Con este lanzamiento de una nueva criptomoneda bancaria, el esfuerzo de aplicar la tecnología Blockchain se centra en acelerar los sistemas de pago con la finalidad de liberar billones de dólares en capital atascado en operaciones de los mercados mundiales.

De esta forma, los grupos financieros involucrados tendrán la posibilidad de realizar pagos entre sí, como acciones y bonos, sin tener que esperar demasiado como en el caso de las transferencias convencionales. Por su parte, Lee Braine, representante de tecnología de Barclays, mostró su entusiasmo por la tecnología de contabilidad distribuida de Blockchain y su característica principal: la descentralización.

El proyecto materializado funcionará como un servicio de pago, basado en un producto desarrollado por Clearmatics Technologies. En este caso, en vez de las transferencias tal como se conocen en el sector financiero, los bancos podrán utilizar una criptomoneda intercambiable por diversas divisas en los bancos centrales, lo que implica un ahorro de dinero y de tiempo. El hecho de que los datos estén almacenados en la cadena de bloques permitirá que cada institución financiera intercambie con rapidez los valores a negociar.