La plataforma de servicios de intercambio de criptomonedas Shapeshift, y su recién adquirido proveedor de billeteras para criptomonedas Keepkey, han anunciado su salida del estado de Washington debido a las estrictas regulaciones basadas en el ‘Proyecto de Ley 5031 del Senado’.

Shapeshift y Keepkey huyen de Washington

Las regulaciones impuestas por las autoridades de Washington consisten en que cada proveedor de servicios basado en Blockchain y criptomonedas que operen en el estado, necesita una licencia bajo esta ley. Shapeshift escribió en un comunicado:

Bajo esta interpretación de la ley, ahora tendríamos que pedir a Washington antes de comprar y vender nuestra propiedad por nuestra cuenta. Además, estaríamos obligados a gastar cientos de millones de dólares para mantener una licencia, solo para extraer la información personal de nuestros usuarios y almacenar es información, corriendo el riesgo de ser robada por un hacker.

Además, la casa de cambio afirma que los requisitos para la licencia ofrecen poco o ningún beneficio a los residentes del estado. En este sentido, afirman que la posición tomada por los organismos reguladores como la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC), puede ser calificada como poco ética e imprudente. En el comunicado se lee lo siguiente:

No podemos esperar que quienes diseñaron y promovieron el sistema financiero tradicional fiat hagan lo que se necesita para construir una mejor alternativa.

Por otra parte, Shapeshift adquirió recientemente la empresa Keepkey, líder en servicio de billeteras online. Esta compañía, con sede en Seattle, también está abandonando Washington. Al respecto, Shapeshift afirmó que los puestos de trabajo que ya ha creado en el estado no se perderán.

Acciones de Tesla se desploman después de un tuit de Elon Musk

Un largo precedente

Otras compañías que prestan servicios de criptomonedas han abandonado Washington, como Poloniex, quien salió del estado en julio por razones similares. En marzo, Bitfinex dijo que no estaban dispuestos a obtener una licencia para hacer negocios en el estado, anunciando posteriormente su salida del mercado estadounidense. Bitfinex citó los requisitos de licencia, así como el comunicado de la SEC que establece que algunas fichas de las Ofertas Iniciales de Moneda (ICOs) estarían sujetas a sus leyes por ser consideradas como ‘valores’.

Otras compañías asociadas al mundo de las criptomonedas como Kraken y Gildebra también finalizaron sus operaciones en Washington hace algunos meses. El primer servicio de intercambio en salir del estado fue Bitstamp, en 2016. Por su parte, Coinbase y Gemini han dicho que cuentan con esta licencia para operar en este mercado.

Más en TekCrispy