Original 6

Hace 3 años, iLife Technologies Inc y Munck Wilson Mandala, una empresa y una firma de abogados respectivamente, iniciaron un proceso legal en contra de Nintendo, demandándolos bajo los cargos de violación de patentes que tenían que ver con el Wii Remote, el mando para la Nintendo Wii. iLife aseguraba que ellos habían patentado el acelerómetro  que estaba incluido en la detección de movimiento que podemos encontrar en los Wii Remote, por lo que le pedían a la magnate japonesa el pago de 144 millones de dólares.

Luego de varias citas en tribunales, específicamente en Texas ya que el grupo de abogados posee una sede en Dallas, un jurado del estado llegó a la conclusión de que el uso de la tecnología presente en los mandos fue infringido por Nintendo, por lo que la compañía tendrá que hacerle el pago del monto requerido a iLife, añadiendo también un monto de 10 millones de dólares debido a su infracción en la patente.

iLife habría patentado esta tecnología para utilizarla en algunos de sus productos para la salud, debido a que estos sensores podrían ayudar a detectar si alguna persona mayor o un bebé llegaba a caerse. Aunque Nintendo asegura que el robo de la tecnología es falso, iLife asegura que el uso de esta tecnología fue copiado por Nintendo para los Wii Remote y los mandos de la Wii U.

Nintendo ha hecho pública su intención de apelar, debido a que consideran que la decisión tomada por el tribunal es errónea y que la patente de iLife dejo de ser válida, por lo que no estarían infringiendo con la patente.

Los Wii Remote enfrentaron varios casos legales debido a que varias empresas también han intentado demandar a Nintendo por distintos cargos relacionados con estos mandos. Aparentemente, la compañía nipona no tiene suerte con sus controles para las consolas, ya que hace poco también se les acuso de haber robado la tecnología de los Joy-Con, los mandos que usa su consola de sobremesa más reciente, la Nintendo Switch.