Usuario Consumiendo Pornografia

Medios de prensa en Uganda ha informado que el gobierno de ese país ha establecido un plan para invertir más de US$ 500.000 al año para erradicar la pornografía. Esta intención del gobierno ugandés se hizo pública el día de ayer, a través del Ministro de Ética e Integridad, Simon Lokodo, que según revelan las fuentes, anunció la puesta en marcha un comité de ética para eliminar la pornografía en el país.

El Ministro de Ética de Uganda considera que la pornografía es la raíz de todas las acciones negativas que llevan a cabo los ciudadanos del país, incluyendo el consumo de drogas, el robo, los asesinatos y otros crímenes. Según Lokodo, todas estas atrocidades tienen un responsable: el contenido pornográfico.

Lokodo es un ex sacerdote católico, quien ha mantenido un discurso en contra del contenido para adultos, sosteniendo que el material pornográfico era el responsable del gran número de adolescentes embarazadas en Uganda. En este sentido, Lokodo expresó en su anuncio:

“La exhibición, venta y circulación de imágenes pornográficas en medios impresos y electrónicos es una de las razones principales por las que tenemos casos cada vez más intensos de abuso de drogas, incestos, embarazos, abortos, homosexualidad, lesbianismo y corrupción”.

El comité que investigará a los ciudadanos de Uganda para detectar si acceden a sitios web para adultos o ven contenido pornográfico en físico, puso en marcha sus acciones el pasado lunes, y estará integrado por 40 miembros, entre los que destaca la Dra. Annete Kezaabu Kazimbazi, profesora de periodismo, quien será la presidenta.

Los US$ 556.000 destinados al financiamiento del comité, también estarán destinados a la compra de gadgets y dispositivos de alta gama que permitan monitorear, interceptar, descargar, ver, compartir y transmitir material electrónico pornográfico. El Ministro de Ética enfatizó además que la pornografía estaba reduciendo la productividad de la fuerza de trabajo de Uganda, por lo que se trataba de un error que debía ser erradicado.

Este comité forma parte de la ley que prohíbe el contenido para adultos en el país y que fuese promulgada en el 2014. Los miembros de la organización tendrán potestad para confiscar y destruir cualquier material pornográfico, incluyendo los ordenadores de los ugandeses. Además, están obligados a perseguir a los ‘delincuentes’, llevando a cabo ejercicios de rehabilitación a las personas que sufren del “virus de la pornografía”, afirmó Lokodo.