El Gobierno de Australia sigue profundizando en la búsqueda de argumentos para crear un marco legal que regule las criptomonedas. Hace un par de semanas informamos acerca del nuevo proyecto de ley que ha propuesto el Ministerio de Justicia del país para regular las casas de cambio Bitcoin, como parte de una reforma legal en materia de delitos financieros.

Ahora, se trata de la Comisión Australiana de Inteligencia Criminal (ACIC), por sus siglas en inglés), quien ha asociado la proliferación del crimen organizado en el país oceánico a las criptomonedas como Bitcoin y los servicios bancarios en línea. Según un informe publicado por la institución, las principales organizaciones criminales que se dedican al lavado de dinero, están costando al gobierno más de US$ 28.340 millones cada año.

En este sentido, las autoridades australianas han expresado su preocupación debido a que las empresas de comercio electrónico y las casas de cambio Bitcoin pueden facilitar la proliferación de actividades delictivas, ya que, según la ACIC, carecen de transparencia en cuanto a transacciones y encriptación.

El informe, titulado “El crimen organizado en Australia”, proporciona al gobierno, la industria y el público, la información que necesitan para responder mejor a la amenaza que supone el crimen organizado. Esta es la sexta edición de dicha publicación, y esta vez han incluido seis factores clave para la proliferación de las organizaciones criminales en Australia:

  • Lavado de dinero
  • Tecnología e infraestructura digital
  • Facilitadores profesionales
  • Delito de identidad
  • Corrupción en el sector público
  • Violencia e intimidación

El informe explora las amenazas existentes, y las emergentes, como han calificado a las criptomonedas, que afectan a la comunidad australiana y a los intereses de la nación. En el sitio web de la ACIC, se puede encontrar el informe completo y un video sobre el negocio global del crimen organizado.

Un artículo publicado por Finance Magnates mencionó que el gobierno australiano también está detrás de los sitios de juegos online, ya que es uno de los lugares predilectos para perpetrar actividades criminales. Esto no es de extrañar, si se tiene en cuenta que Bitcoin es utilizado como método de pago o recompensa en estas plataformas.