Si bien el concepto de los vehículos impulsados por pilas de combustible de hidrógeno ofrecen claras ventajas sobre los eléctricos, incluyendo un mayor rango, menor impacto ambiental general y el hecho de que pueden ser reabastecidos en minutos, su producción a gran escala se ha visto obstaculizada por el alto costo y la complejidad de producir, distribuir y almacenar el hidrógeno puro necesario para alimentarlos.

El hidrógeno es un recurso de amplia disponibilidad que se produce naturalmente en el medio ambiente, pero casi siempre está ligado químicamente a otros elementos, por el ejemplo: al oxígeno en el agua (H2O) o al carbono en el metano (CH4).

Para obtener hidrógeno puro, debe separarse de una de estas moléculas; para lograrlo se requiere de un proceso químico engorroso que implica llevar a cabo varios pasos, lo cual lo hace complejo y costoso. Sin embargo, la producción de hidrógeno puede simplificarse usando una membrana para hacer la separación.

Evidencian la presencia de microplásticos en heces humanas

La mayoría de las membranas de separación de hidrógeno actuales utilizan paladio, un metal que presenta una solubilidad y permeabilidad de hidrógeno inusualmente alta; sin embargo, el paladio es muy costoso y frágil.

Por estas razones, los ingenieros químicos han buscado durante mucho tiempo alternativas al paladio para su uso en membranas de separación de hidrógeno. En este sentido, un equipo de investigadores del Instituto Politécnico de Worcester en Massachusetts, cree haber resuelto este problema, gracias a una nueva tecnología que utiliza membranas de separación de hidrógeno elaboradas con metal líquido, incluyendo materiales a base de carbono como el grafito y el carburo de silicio.

Cuando se probó la propuesta de membrana de metal líquido, los investigadores evidenciaron que tiene el mismo efecto que el paladio, pero con el añadido que no es propensa a defectos o grietas que pueden hacerla inutilizable.

El estudio es el primero en demostrar que las membranas de metal líquido, parecen ser significativamente más eficaces que el paladio para separar el hidrógeno puro, lo que sugiere que pueden proporcionar una solución práctica y eficaz al desafío de suministrar hidrógeno asequible a los vehículos.

Descubren que las misteriosas emisiones de un gas que daña la capa de ozono provienen de China

El coautor del estudio, Ravindra Datta, profesor de ingeniería química en el WPI, expresa: “Este es un mundo al que le urge el desarrollo de fuentes de energías limpias. Al demostrar la viabilidad de las membranas de metal líquido, hemos abierto la puerta a una nueva y prometedora área de investigación de energía de hidrógeno y sus posibles aplicaciones prácticas.”

Con la membrana probada y confirmada como permeable al hidrógeno, la cuestión ahora es saber si puede utilizarse a escala industrial para la producción de futuros vehículos de hidrógeno.

Más en TekCrispy