Ropa Futuro Nanotubos Electricidad

La tecnología en el sector textil es otro de los campos de investigación que los científicos han comenzado a explorar. De hecho, los pronósticos de los especialistas han revelado que para el 2018, la tecnología aplicada a la industria textil producirá al menos US$ 161 millones.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Texas, en Dallas; y de la Universidad de Hanyang en Corea del Sur, han desarrollado un tipo de hilo o fibra a base de nanotubos de carbono, el cual puede producir electricidad cuando se estira. Su nombre es ‘Twistron’, y puede generar corriente eléctrica con la ayuda del movimiento de las olas del mar o los cambios de temperatura.

El hilo está compuesto de nanotubos de carbono que se han hilado con la fibra textil y luego retorcido en una bobina con estructuras internas, las cuales distribuyen la tensión de manera uniforme entre los nanotubos. Cuando la tela se estira, la fricción dentro de los tubos libera energía eléctrica.

El informe revela que los nanotubos son 10.000 veces más pequeños que el diámetro del cabello humano, esto con la finalidad de que pudieran alcanzar el nivel de elasticidad requerido. La potencia de este material es otro elemento sorprendente: Twistron es capaz de producir más de 250 vatios por kilogramo cuando la bobina se estira 30 veces por segundo. El autor del estudio, Dr. Ray Baughman, sugiere que ningún otro material ofrece tanta potencia de salida por ciclo como Twistron.

El procedimiento para generar energía con esta tecnología es simple. Los tubos son sumergidos o cubiertos por un material de conducción de electrolitos, que puede ser la mezcla de sal convencional y agua. Nai Li, perteneciente al Instituto Nano Tech de la Universidad de Texas, afirmó lo siguiente:

En el momento en que las fibras de nanotubos de carbono son sumergidas en un baño de electrolito, las fibras se cargan a través del propio electrolito. No se necesitan baterías externas o voltaje para encenderlo.

Una de las posibles aplicaciones de esta tecnología, sería el diseño de objetos en forma de ropa que podrían ser utilizados como gadget o ser el lugar donde se conectan otros dispositivos electrónicos.

En otra de las pruebas realizadas por el equipo de investigación, se pudo tejer una prenda de ropa con esta fibra, y se logró alimentar un dispositivo electrónico de poco consumo eléctrico con ella. Durante las pruebas, el equipo demostró que uno de los hilos, cuyo peso era menor al de una mosca, podía encender una luz LED.

El metal más resistente al desgaste del mundo es una aleación de platino y oro

Lo cierto, es que este estudio se encuentra apenas en desarrollo, lo que no le permite ser considerado como un proyecto de gran envergadura. Baughman cree que el hecho de obtener energía a partir del movimiento humano, es una herramienta para eliminar la necesidad del uso de baterías.

Más en TekCrispy