China Registro Usuarios Foros

La máxima autoridad de vigilancia informática de China ha anunciado nuevas regulaciones para mantener un seguimiento de las publicaciones de los usuarios que pertenecen a comunidades en Internet y foros de discusión.

La Administración del Ciberespacio de China (CAC, por sus siglas en inglés), quien es la autoridad que regula las actividades informáticas dentro de la nación, ha impuesto una nueva normativa con el fin de extender su control sobre la libertad de expresión a través de Internet.

La CAC ha exigido a todos los gigantes de Internet que operan en el país, autenticar la identificación de sus usuarios a partir del 1 de octubre de 2017. Esto quiere decir que todos los proveedores de estos foros de Internet tendrán que mantener registros de identificación reales de cada persona que participa en ellos. Esta medida forma parte de la primera ley de seguridad informática que entró en vigor el pasado mes de junio, y reza lo siguiente:

Para los usuarios que no han proporcionado información de identificación, los proveedores de las comunidades en línea deben prohibir cualquier tipo de publicación.

El anuncio señala que las plataformas en línea no deben permitir la publicación de contenido prohibido por los reglamentos nacionales, y exigió investigar a cualquier usuario que realice publicaciones utilizando un nombre falso. El gobierno recalcó la importancia de contar con estos registros para futuras inspecciones.

Los expertos afirman que estos esfuerzos por incrementar las restricciones y la censura, están relacionados con la intención del Gobierno de China de silenciar a su oposición política antes de la edición número 19 del Congreso Nacional a llevarse a cabo este año.

Anteriormente, China había solicitado a las compañías de Internet, autenticar las identidades de los usuarios, pero las reglas no eran aplicadas en aquel momento. Sin embargo, los servicios de mensajería ya cuentan con algunas reglas para la autenticación de nombres reales.

Antes de aplicar estas restricciones, el gobierno liderado por Xi Jinping lanzó una medida contra las VPN, y solicitó investigar a las 3 principales compañías de Internet del país: Tencent, Sina Weibo y Baidu, por presuntamente no controlar el contenido de usuarios que perturban el orden social a través de sus publicaciones.