Un archivo de computadora no es más que un conjunto de datos organizados de una manera que los programas pueden acceder y leer; si parte de los datos que componen el archivo están desorganizados o faltan, entonces el archivo se vuelve ilegible, es decir, su integridad ha sido corrompida o dañada. Estos desperfectos pueden ocurrir por varios motivos, incluyendo fallos en la escritura, virus, bloqueos y hasta interrupciones eléctricas.

Desafortunadamente, reparar un archivo corrompido o dañado es difícil. Las posibilidades de éxito dependen de la flexibilidad del formato de archivo, de la cantidad de datos faltantes o de la eficiencia del software de recuperación. A continuación te mostramos 5 herramientas para reparar archivos en Windows.

1.- Repair Toolbox

Esta herramienta, no debe verse como una aplicación, más bien debe ser entendida como una selección de 22 utilidades, cada una de ellas diseñada para reparar un tipo diferente de archivo. Algunos califican a Repair Toolbox como una espada de doble filo, ya que hay que instalar todas las utilidades, cuando sólo se necesita una o dos de ellas; pero ese es un pequeño sacrificio a cambio de lograr tu objetivo: reparar el archivo.

Su funcionamiento resulta sencillo y básico, basta con señalar el archivo a reparar, asignarle un nombre al archivo reparado resultante y hace clic en Reparar. Los formatos compatibles incluyen Word, Excel, PowerPoint, Outlook, OneNote, PDF, ZIP, RAR, Illustrator, Photoshop y muchos más. Desafortunadamente, Repair Toolbox no es totalmente gratis; las versiones demo de cada utilidad funcionan bajo ciertas restricciones.

Puedes encontrar Repair Toolbox siguiendo este enlace.

2.- Hetman File Repair

 

Se trata de una herramienta que está orientada específicamente a la reparación de archivos de imagen. Ten en cuenta que esto no es lo mismo que recuperar fotos borradas o recuperar fotos de un dispositivo dañado. Esta utilidad sólo sirve para reparar archivos de imagen que no puede abrirse.

Hetman File Repair puede reparar archivos de formato JPEG, TIFF, BMP y PNG, sin sacrificar calidad de imagen, tanto en variedades comprimidas, como sin comprimir. Cuenta con un ingenioso asistente que te guía, que lo hace suficientemente fácil para que cualquier persona lo pueda utilizar. El programa requiere de una licencia para reparar y guardar imágenes. La edición casera tiene un costo de $ 20 para el uso personal y $ 140 para su uso en el negocio.

Puedes descargar Hetman File Repair siguiendo este enlace.

3.- Digital Video Repair

Es una herramienta gratuita que puede arreglar vídeos rotos MP4, MOV y AVI, siempre y cuando estén codificados en Xvid, DivX, MPEG4, 3ivx o Angel Potion. Sin embargo, viene con software integrado (bundleware) para una comunidad de investigación de mercado en línea.

Algo a tener en cuenta cuando se utiliza una herramienta de reparación de vídeo digital, es que si el archivo de vídeo le faltan cuadros, esta herramienta no puede generar mágicamente esos cuadros de la nada; lo que hace es “fijar” el archivo de tal manera que la imagen no se vea temblorosa, defectuosa o que provoque que la reproducción se detenga.

Puedes descargar Digital Video Repair siguiendo este enlace.

4.- Stellar File Repair Toolkit

Es una aplicación conformada por cuatro utilidades que se especializan en la reparación de un tipo de archivo diferente: documentos de Word, hojas de cálculo de Excel, presentaciones de PowerPoint y archivos ZIP. Para los de Microsoft Office esta puede ser la mejor alternativa para reparar sus archivos dañados.

Puede analizar todo el sistema para detectar archivos dañados o especificar un archivo que desees reparar, incluyendo archivos protegidos por contraseña. Desafortunadamente, puedes descargarlo de forma gratuita, pudiendo analizar y ver los archivos que se pueden reparar, pero para desbloquear la funcionalidad de reparación, hay que adquirir una licencia por $ 69, o comprar las utilidades individuales por $ 39 cada una.

Puedes descargar Stellar File Repair Toolkit siguiendo este enlace.

Comprobador de archivos del sistema

Los archivos de sistema también pueden dañarse; en ese caso lo mejor es recurrir a la utilidad que viene con el propio Windows: el comprobador de archivos de sistema (System File Checker).

Afortunadamente, es muy fácil de ejecutar. Desde el símbolo de sistema ingresa el comando  sfc /scannow. Este es un importante comando que puede solucionar toda una serie de problemas. Puede tardar entre 15 y 60 minutos para ejecutar el análisis completo, dependiendo del hardware de tu computadora.