Lyanna And Young Ned

Durante siete años hemos conocido muchas historias a lo largo de Game of Thrones, pero una de la que más hemos oído hablar es aquella que como tal nunca vimos ocurrir. Hablamos de la historia de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark, los padres legítimos de Jon Snow. Ambos se conocieron mucho antes de los eventos que vemos en la primera temporada de la serie, pero no es sino hasta más adelante que entendemos la importancia de su relación.

Y ahora con Jon Snow en el centro de la guerra más importante que ha visto Westeros, y si a eso le sumamos el factor de que es el heredero legítimo al trono, decidimos aprovechar esta oportunidad para ver a fondo a los personajes que lo trajeron al mundo para cambiar así la historia de Westeros para siempre.

Por allá cuando Westeros no era una tierra destinada a estar bajo el ojo constante de la guerra, Aerys Targaryen II, también conocido como el Rey Loco reinaba, y su hijo Rhaegar se casó por orden de una elegancia estrategia con Elia Martell, de la casa Dorne. Ese nombre, Elia les sonará familiar por la gran cantidad de veces que su hermano Oberyn llegó a mencionarlo en la cuarta temporada. Elia fue asesinada por La Montaña, y también sus hijos.

Al mismo tiempo, en el Norte la hermana de Ned Stark, Lyanna estaba ya destinada a casarse con Robert Baratheon, ambos prometieron tener un amor tan leal que se llegaba a decir que nunca nadie en la historia del Norte había experimentado algo así. Fue también en ese entonces, cuando los Stark visitaron Harrenhal para ver un torneo en el que Rhaegar casualmente estaba participando, en contra de Ser Barristan Selmy, el mismo que más adelante prometería lealtad a Daenerys.

Rhaegar ganó, pero en lugar de ofrecerle a su esposa, Elia una corona de rosas de invierno (como lo dictaba la tradición) cabalgó de largo hasta llegar a donde estaba Lyanna y le entregó el premio a ella. Dicha corona era un símbolo de elección a una reina que emanara amor y belleza. Después de eso, ni Rhaegar o Lyanna se verían de nuevo durante el transcurso de un año, pero bastó con un encuentro para que las semillas de la infidelidad se plantaran entre estas poderosas casas.

Todo se fue al desastre cuando Rhaegar secuestró a Lyanna, o cuando ella escapó (lo que sea que en verdad haya pasado). Este evento fue tan importante que gran parte del caos que vemos en Game of Thrones incluso décadas después del incidente, se deben a sus consecuencias. A esto podemos incluir la rebelión de Robert que terminó destronando a Aerys y dejando a los Baratheon en el trono.

Game of Thrones tendrá un sólo spin-off

El hermano de Lyanna, y su padre fueron juntos a King’s Landing para lograr una negociación y llevarla a casa, pero en verdad todo era parte de una trampa que los terminó llevando a una ejecución a ambos, razón por la cual Ned termina cooperando en la rebelión junto a Robert y Jon Arryn.

Rhaegar, por su parte había dejado embarazada a Lyanna para el unirse a la batalla y terminó muriendo en manos de Robert Baratheon, justo después de que La Montaña asesinará a su familia y Lyanna diera luz a su otro hijo en la torre de la alegría. Cuando el niño nació, Lyanna le hizo a Ned prometerle que lo criara como su hijo bastardo, es decir, un Stark para que así el niño pasara inadvertido de los enemigos que buscaban aniquilar a los Targaryen que quedaban con vida. Esta promesa significaría incluso que Ned haría algo a espaldas de su amigo Robert Baratheon.

Dentro de esta historia hay un par de piezas importantes que siguen sin aparecer, primero que nada, no está claro por qué Rhaegar decidió huir con Lyanna en principio o si realmente ellos estaban enamorados, y aunque es tentador pensar en Harrenhal como el lugar para iniciar una historia romántica, ya sabemos que Game of Thrones no es un cuento de finales felices.

Pero, si no era por amor, que otra cosa iba a motivar a Rhaegar a hacer algo que terminaría desatando una anarquía que iba a romper el balance en Westeros. Esto es un poco fuera de lugar, ya que, muchas teorías estipulan que Rhaegar estaba preocupado por el comportamiento errático de su padre, y se piensa que fue incluso él quién organizó el torneo en Harrenhal para reunirse con otros nobles para así destronar al Rey Loco.

Hay muchas referencias tanto en el libro como en la serie, en donde se pinta a Rhaegar como una figura que secuestró a Lyanna y abusó de ella, pero no son argumentos de fiar, debido a que la persona que dice esto es Robert Baratheon quien por ley odiaba a los Targaryen.

Cersei, es otro personaje que habla de esta misma analogía, pero ella también tiene razones difíciles de ver como confiables. Tywin Lannister, originalmente quiso forjar una alianza con los Targaryen al ofrecer a Cersei como esposa a Rhaegar, pero al final Aerys escogió a Elia Martell. Cersei quién no admiraba mucho a Robert, veía mayor potencial en Rhaegar y creía que de casarse con él era algo que lo mantendría alejado de la “chica lobo”.

Aquellos que conocieron Rhaegar, como era el caso de Ser Barristan, le dijeron a Daenerys que su hermano era un alma sensible y artística, y que era alguien mucho más importante que lo que cuentan en las historias. En los libros, por ejemplo Lyanna lloró cuando vio a Rhaegar tocando el arpa y cantando.

Guión de séptima temporada de ‘Game of Thrones’ revela un detalle importante sobre la serie

En esta temporada, Gilly descubrió que Rhaegar anuló su matrimonio con Elia, para ahí mismo casarse con otra persona. Con el título del último episodio con un nombre llamado El Dragón y El Lobo puede que aprendamos más sobre la historia de Rhaegar y Lyanna y la descendencia que dejaron.

Más en TekCrispy