El Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés), ha estado utilizando herramientas de rastreo de transacciones Bitcoin desarrolladas por la compañía Chainalysis, especializada en la tecnología de la cadena de bloques.

Según una serie de documentos publicados por The Daily Beast, detallan que los criminales han utilizado criptomonedas como Bitcoin para lavar dinero, traficar drogas y cometer otras conductas ilegales. Sin embargo, los delincuentes también han utilizado las monedas digitales para ignorar sus responsabilidades fiscales y evadir los impuestos. El artículo señala:

El documento destaca cómo la aplicación de la ley no solo se refiere a los criminales que acumulan Bitcoin por la venta de drogas o las acciones de hacking, sino también los que utilizan las criptomonedas para ocultar la riqueza y evitar el pago de impuestos.

Motivo del seguimiento a usuarios de Bitcoin

La razón por la que el IRS está tras la pista de los usuarios de las criptomonedas en Estados Unidos, radica en que solamente 802 personas declararon ganancias o pérdidas en Bitcoin durante 2015. El artículo de Daily Beast sugiere que muchas personas piensan que pueden eludir el fisco fácilmente.

Ante este hecho, el IRS consultó con Chainalysis, una compañía que ha acumulado una gran fortuna mediante contrataciones del gobierno estadounidense para prestar servicios y herramientas de identificación basadas en la tecnología Blockchain. En este sentido, la compañía ha estado contribuyendo con la IRS para el rastreo de direcciones Bitcoin mediante la cadena de bloques.

La herramienta que Chainalysis proporcionó al IRS consiste en la refactorización. En este sentido, visualiza, rastrea y analiza transacciones. Hasta la fecha, los registros muestran que la agencia ha pagado a Chainalysis cerca de US$ 88.000 desde el año 2015 por sus servicios.

Otras agencias federales involucradas

Según datos suministrados por Chainalysis, la compañía ha logrado comprobar más de US$ 15.000 millones en transacciones Bitcoin para sus clientes. En los últimos 3 años, mediante sus contratos con otras agencias gubernamentales, también han logrado recolectar en silencio cerca de US$ 1 millón.

Una investigación realizada por el sitio web ETHNews, reflejó a través de una búsqueda  en el Sistema Federal de Datos de Adquisiciones de Administración de Servicios Generales de Estados Unidos, que Chainalysis ha proporcionados sus servicios a varias entidades y agencias federales estadounidenses, entre las que destacan la Oficina Federal de Investigación (FBI), la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), la Oficina del Servicio Fiscal del Departamento del Tesoro, y el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

El primero de estos contratos fue establecido en agosto de 2015, cuando Chainalysis fue contratada por el FBI. A pesar de que el contrato con el IRS es el más reciente de todos, es importante señalar que la compañía ha firmado acuerdos con varias agencias federales por un total de US$ 950.000.

A medida que estas asociaciones entre el Gobierno y Chainalysis llegan a la opinión pública, será interesante observar cómo la comunidad de las criptomonedas percibe este hecho. Incluso cuando las criptomonedas evitan que el gobierno siga imprimiendo dinero en físico, ciertamente han atraído un interés regulatorio cada vez más evidente. La libertad de expresión, la privacidad y la seguridad financiera, siguen siendo factores de riesgo y puntos de discusión a medida que las autoridades estadounidenses se siguen hundiendo en el mundo de las criptomonedas.