Una pequeña tableta de arcilla de aproximadamente 3.700 años de edad, ha demostrado que los babilonios desarrollaron la trigonometría 1.500 años antes de los griegos; la pieza además revela que los babilonios usaban un método sofisticado de matemáticas, lo cual podría cambiar la forma en que realizamos cálculos en la actualidad.

La tableta, conocida como Plimpton 332, fue descubierta a principios de 1900 en el sur de Irak por el arqueólogo y diplomático estadounidense Edgar Banks, quien fue la inspiración para la conocida saga cinematográfica Indiana Jones.

Ramanujan Bot, la extensión de Chrome que te ayudará con las matemáticas

El verdadero significado de la tableta ha eludido a los expertos hasta ahora, pero una nueva investigación de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia, ha demostrado que es la tabla trigonométrica más antigua y precisa del mundo, y que probablemente fue utilizada por antiguos arquitectos para construir canales, templos y palacios.

Sin embargo, a diferencia de la trigonometría actual, la matemática babilónica utilizó un sistema de base 60, o sexagesimal, en lugar del sistema decimal que se utiliza hoy en día. Los especialistas creen que esto obedece a que 60 es mucho más fácil de dividir por tres; además, los expertos que estudian la tableta, encontraron que los cálculos son mucho más precisos.

El autor principal del estudio, Dr. Daniel Mansfield, académico de Matemáticas y Estadística de la Facultad de Ciencias de la UNSW señala: “Nuestra investigación revela que la tableta Plimpton 322, describe las formas de los triángulos de ángulo recto, usando un nuevo tipo de trigonometría basada en relaciones, no en ángulos y círculos.”

Es un trabajo matemático fascinante que demuestra un genio indudable. La tableta no sólo contiene la tabla trigonométrica más antigua del mundo; también es la única tabla trigonométrica completamente exacta, debido al muy diferente enfoque babilónico de la aritmética y la geometría.

Esto significa que tiene gran relevancia para nuestro mundo moderno. La matemática babilónica puede haber estado fuera de contexto por más de 3000 años, pero tiene posibles aplicaciones prácticas en topografía, astronomía, ingeniería, computación y educación, entre otras áreas.

El astrónomo griego Hiparco, que vivió alrededor del año 120 aC, ha sido considerado durante mucho tiempo como el padre de la trigonometría. Una tabla trigonométrica permite al usuario determinar dos razones desconocidas de un triángulo rectángulo usando sólo una relación conocida.

Pero la tablilla Plimpton 332 es largamente más antigua que la obra de Hiparco, demostrando que los babilonios ya estaban muy avanzados en las matemáticas complejas mucho antes.

4 herramientas web para resolver cualquier problema matemático

La tableta, que se cree procede de la antigua ciudad sumeria de Larsa, ha sido fechada entre 1822 y 1762 aC. Ahora se encuentra en la Biblioteca de Libros Raros y Manuscritos de la Universidad de Columbia en Nueva York.

La pieza abre nuevas posibilidades, no sólo para la investigación matemática moderna, sino también para la educación matemática. Con Plimpton 322 vemos una trigonometría más simple y precisa, que tiene claras ventajas sobre la que utilizamos en nuestros días.

Más en TekCrispy