Carne Producida En Laboratorios

¿Comer carne producida con células en un laboratorio?, al parecer es una idea que no está tan lejos de llegar a nuestras vidas. Cargill, una de las mayores empresas del sector agrícola a nivel mundial, se ha unido de importantes inversionistas del mundo para financiar un proyecto que busca producir carnes a partir de células animales.

Memphis Meats, empresa productora de carne de pollo, res y pato, con sede en San Francisco, desarrolló una forma de producir carne sin la necesidad de criar y sacrificar  animales reales. De acuerdo con un comunicado publicado en su sitio web, la empresa ha logrado recaudar US$ 17 millones de inversionistas de talla mundial, entre los que destacan el multimillonario Richard Branson; el fundador de Microsoft, Bill Gates; algunos partidarios de Tesla y SpaceX, y la mencionada compañía Cargill.

La ronda de recaudación estuvo a cargo de la compañía de capital de riesgo DFJ, la cual ha brindado constante apoyo a los proyectos de conciencia social de algunas firmas minoristas. Uno de sus socios, Steve Jurvetson, expresó que en lugar de sustituir la carne, el proyecto busca vender “carne de verdad”, sin que esto implique hacer daño a ningún animal.

Se espera que esto reduzca de manera drástica los gases de efecto invernadero, el exceso de agua y tierra para criar el ganado, el uso de antibióticos y fertilizantes para procesar la carne, y la conversión de materia prima ineficiente. Jurvetson afirmó además:

El objetivo del producto es hacer esto a un costo mucho más bajo que la producción actual, y con mejor sabor, valor nutricional y beneficios para el ambiente. Producen pato, pollo y carne hoy en día, y deben ser capaces de producir todas las carnes por los mismos métodos.

Memphis Meats forma parte de lo que actualmente se conoce como “carne limpia”. La carne es cultivada en tanques a través de la alimentación de las células de animales vivos con azúcar, oxígeno y nutrientes. La compañía alega que este proceso solamente utiliza el 1% de la tierra y el 10% del agua necesaria para la producción de carne animal bajo los métodos convencionales.

Uma Valeti, presidente ejecutivo de Memphis Meats, expresó que la forma en que se produce la carne convencional actualmente, plantea retos para el medio ambiente, el bienestar de los animales y la salud de las personas, problemas que “todo el mundo espera resolver”.