Robots Atacan A Humanos

Tal como si se tratara de la película Terminator, al parecer los robots pueden ser utilizados no solo para espiar a las personas, sino también para causarles daño. Así lo ha demostrado una compañía especializada en el sector de la seguridad informática, mediante un estudio que revela cómo es posible hackear a diversos modelos de robots de colaboración o Cobots existentes en la actualidad.

Tales robots fueron diseñados para trabajar en conjunto con los seres humanos, respetando ciertas normas de seguridad, y colaborando sobre todo con las operaciones automáticas y aisladas de algunas industrias a nivel mundial. Los Cobots aprenden movimientos, pueden registrar imágenes mediante cámaras de alta definición y reciben señales de audio a través de micrófonos para contribuir al éxito del negocio.

En este sentido, los investigadores de la compañía IOActive, ubicada en Seattle, han sugerido que tales robots tienen una capacidad de ataque superior a la de los robots industriales tradicionales, ya que pueden ser controlados de manera remota para el envío de información por audio y video a los hackers. De esta forma, se convertirían en dispositivos ideales para la vigilancia y el daño físico a las personas.

El estudio lleva por nombre “Hacking Robots Before Skynet”, y revela una serie de vulnerabilidades que afectan a los robots UR, fabricados por la compañía Universal Robots, y el robot Baxter de la empresa Rethink Robotics. En ambos encontraron problemas de autenticación, transferencias inseguras en sus protocolos, vulnerabilidades a ataques físicos y la posibilidad de que sus memorias fuesen corrompidas.

Lucas Apa, uno de los investigadores, afirmó que el objetivo de la investigación es hacer Cobots más seguros y evitar que este tipo de vulnerabilidades sean explotadas por los hackers para ocasionar daños graves a las empresas y sus empleados.

El pasado mes de julio, IOActive reveló a través de una investigación cómo los aeropatines o hoverboards representan otra amenaza para las personas, ya que son capaces de prenderse en fuego y explotar. Un video publicado en julio por IOActive, también revela como el robot Alpha 2, de la compañía con sede en China UBTech Robotics, es capaz de atacar a un tomate usando un destornillador.

Para demostrar su tesis, Apa se basa en un estudio realizado por el Laboratorio de Control y Robótica de la École de Technologie Supérieure (ETS), de Canadá, y demuestra que el modelo UR más pequeño tiene la potencia suficiente como para causar una fractura de cráneo.

De hecho, afirma que la compañía Universal Robots ha reconocido que existen peligros significativos en sus robots UR, entre los que destacan daños físicos como esguinces o fracturas, y errores por cambios no autorizados a la configuración de seguridad de los robots.

Inteligencia Artificial pondría en jaque las patentes farmacéuticas

Asimismo, Apa especifica el procedimiento que utilizaría un hacker para cambiar esta configuración de manera remota mediante la falla de desbordamiento de búfer en uno de los protocolos. De igual forma revela, que a pesar de que uno de los informes técnicos sobre tales errores en los robots fue publicado en el mes de febrero, las vulnerabilidades no han sido corregidas.

Más en TekCrispy