Filipinas Aprueba Casas Cambio Bitcoin

El Banco Central de Filipinas (BSP, por sus siglas en filipino), anunció el registro exitoso de dos casas de cambio de criptomonedas que buscan operar en el país. El anuncio fue realizado por el Gobernador del BSP, Nestor Espenilla Jr., con motivo de la Mesa Redonda de Liderazgo de Pensamiento Fintech.

La noticia fue reseñada por los medios locales, donde Espenilla describió además que las casas de cambio de criptomonedas operarán en el mercado local, pero tendrán “raíces internacionales”. El BSP ya elaboró un marco legal para el funcionamiento de este tipo de compañías a principios de este año, con la finalidad de crear un sistema de regulación que fomente la innovación mientras controla los riesgos inherentes al lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo.

Las preocupaciones sobre el uso potencial de criptomonedas como Bitcoin como medio de financiamiento al terrorismo son una prioridad para el gobierno de ese país, debido a los problemas de seguridad asociadas a las células terroristas islámicas vinculadas a Jemaah Islamiyah, considerado el brazo de Al Qaeda en territorio asiático.

Las casas de cambio de criptomonedas operarán bajo la Ley de Anti-Lavado de Dinero, promulgada en 2001, mientras que las compañías que operen bajo intercambios Bitcoin operarán bajo un esquema similar al de las remesas y los negocios de cambio de dinero. Espenilla afirmó que el Bitcoin goza de un crecimiento importante en Filipinas, afirmando que el volumen de operaciones se ha triplicado en menos de 1 año, pasando de US$ 2 millones a US$ 6 millones aproximadamente.

Asimismo, el Gobernador destacó la importancia de que el comercio de Bitcoin cuente con un marco regulatorio, subrayando que a pesar de que la criptomoneda proviene de una pequeña parte de la población, el BSP ha tenido un amplio crecimiento.

La máxima autoridad financiera del país ha expresado su creencia en las monedas digitales, destacando su potencial para revolucionar la industria de los servicios financieros, y sugiriendo una mayor inclusión financiera con respecto a las compañías de intercambios de criptomonedas en el futuro.