Sin duda que el llamado eclipse del siglo, es un fenómeno que llena de curiosidad a gran parte de la población, un evento que muchos querrán observar. Pero presta mucha atención a las recomendaciones hechas por los expertos, especialmente la advertencia de no observar directamente el eclipse.

El daño a los ojos por la exposición al sol puede tomar dos formas. A corto plazo se puede producir un efecto conocido como retinopatía solar, el cual ocurre cuando demasiada luz ultravioleta inunda la retina, al ver directamente al sol. En casos extremos, esto puede causar ceguera, pero es tan doloroso que es raro que alguien sea capaz de mirar al sol directamente durante tanto tiempo. Por lo general, el daño ocular causado por la observación del sol produce visión borrosa, manchas oscuras o amarillas, dolor ocular ante la exposición de luz brillante o pérdida de la visión en el centro del ojo.

Se ha demostrado que aproximadamente en 100 segundos ocurre daño permanente en la retina, pero el tiempo exacto antes de que ocurra el daño variará con la intensidad del sol y la dilatación de la pupila del observador. Obviamente, nadie ha hecho un estudio para medir el tiempo exacto antes de que ocurran daños o ceguera, pero los médicos recolectaron información después de eventos como el eclipse solar de 1999, cuando atendieron los casos de las personas que miraron directamente al sol durante varios minutos.

Descubren la fuente de uno de los haces de luz más poderosos jamás detectados

En un estudio posterior se evidenció que aproximadamente la mitad de los pacientes tenía daño permanente.

Pero esto no es todo, también hay consecuencias a largo plazo provocados por los efectos de la luz ultravioleta; observar al sol directamente puede provocar la aparición de cataratas (manchas turbias en la lente del ojo), quemaduras de la córnea y neoplasias (abultamientos) en la superficie del ojo.

Estos efectos por lo general no aparecen hasta que la persona alcanza los 50 años aproximadamente.

El daño puede prevenirse fácilmente: nunca observes directamente al sol.

¿Cómo ver el eclipse solar?


Las gafas de sol y los filtros de la cámara no previenen el daño, y pueden hacerlo más probable al dilatar la pupila, permitiéndote mirar fijamente el sol por más tiempo sin sentir dolor, pero causando daño a la retina. Sólo se puede observar el eclipse utilizando gafas con filtro solares especialmente fabricadas para ese fin, es decir que cumplan con los estándares ISO 12312-2.

Se pueden encontrar en escuelas, museos, y centros de astronomía. Amazon ha tomado medidas para asegurarse que en su sitio se están distribuyendo la gafas que cumplen con los estándares, así que es un buen sitio en línea para adquirirlas.

A fin de evitar que las personas sufran este tipo de lesiones, la Sociedad Astronómica Americana realiza las siguientes recomendaciones para observar el eclipse de manera segura:

  • Siempre inspecciona las gafas especiales para eclipses antes de usarlas; si están rayadas, perforadas, rotas o dañadas de otro modo, deséchalas.
  • Si normalmente usas anteojos, coloca las gafas de eclipse sobre ellos.
  • Viendo hacia el piso, cubre tus ojos con las gafas de eclipse o visor solar antes de mirar hacia el sol.
  • No observes el sol sin eclipsar o parcialmente eclipsado a través de una cámara, telescopio, binoculares u otro dispositivo óptico sin filtrar.
  • Si deseas tomar fotografías, recuerda que debes colocar el filtro solar frente a la cámara del dispositivo.
  • Si te encuentras en la trayectoria de la totalidad, puedes quitarte los lentes y observar el eclipse directamente, única y exclusivamente cuando la luna cubra totalmente la cara del sol y se presente la totalidad; tan pronto como el sol comience a reaparecer, colócate nuevamente las gafas protectoras y sigue observando las fases parciales restantes.
  • Fuera de la trayectoria de la totalidad, siempre debes utilizar un filtro solar seguro para ver el eclipse directamente.
Sonda InSight de la NASA prueba su brazo robótico sobre la superficie de Marte

¿Donde ver el eclipse del 21 de agosto?

Lo primero que te recomendamos es que utilices la herramienta que la NASA ha diseñado para conocer los sitios en los que será visible el eclipse del 21 de agosto y el porcentaje de visibilidad que tendrás en tu zona —recuerden que será total únicamente en Estados Unidos.

Adicionalmente, te recomendamos que des seguimiento a los servicios que aquí recomendamos para que no te pierdas el eclipse ya sea que no tengas las gafas adecuadas o no estés en el sitio correcto.

Más en TekCrispy