La artritis reumatoide es una de las enfermedades autoinmunes más frecuente, con una interacción compleja de factores genéticos y ambientales implicados en su etiología. Debido a que la condición es dos o tres veces más común en las mujeres que en los hombres, se ha sugerido que los factores hormonales y reproductivos, tienen un rol en la prevalencia de la enfermedad, lo cual puede explicar parcialmente esta diferencia de género. Pero las investigaciones realizadas hasta la fecha, han producido resultados no concluyentes.

Sin embargo, en un estudio realizado en el Instituto Karolinska de Suecia, se pudo evidenciar un vínculo entre tomar píldoras anticonceptivas y un menor riesgo de sufrir artritis reumatoide.

Los especialistas analizaron datos de la Investigación Epidemiológica Sueca de la Artritis Reumatoide (EIRA) para indagar si hay un enlace entre el desarrollo de la condición y el uso de anticonceptivos orales entre las mujeres adultas.

¿Por qué le mentimos a nuestro médico?

El estudio incluyó a mujeres de 18 años o más, que vivían en áreas definidas de Suecia entre los años 1996 y 2014. Durante este período de tiempo, 2.809 mujeres fueron diagnosticadas con artritis reumatoide. 5.312 mujeres seleccionadas aleatoriamente de la población general, actuaron como un grupo de control.

El equipo de investigadores determinó las historias anticonceptivas y reproductivas de las participantes, así como el estilo de vida, nivel de educación y si habían amamantado a sus hijos. Además, se tomaron muestras de sangre para verificar la presencia de anticuerpos ACPA (anticuerpos anti citrulinados). Nueve de cada 10 personas que resulten positivas para estos anticuerpos tendrá artritis reumatoide.

El riesgo de desarrollar la enfermedad fue un 15% menor en las mujeres que actualmente toman anticonceptivos orales. En comparación con las mujeres que nunca habían usado anticonceptivos orales, el riesgo de sufrir artritis fue 13% inferior en los casos de mujeres que optaron por el método de control de natalidad oral en el pasado.

El uso de la píldora durante más de siete años se asoció con un riesgo 19% menor de desarrollar la enfermedad. Sin embargo, en este estudio observacional no se pudo sacar conclusiones firmes sobre la causa y el efecto, y los investigadores carecieron de información sobre la dosis o el tipo de anticonceptivo oral usado.

Estudio revela por qué las mujeres mayores son menos saludables que los hombres mayores

Con el paso del tiempo, la artritis reumatoide puede dañar las articulaciones, así como el cartílago cercano. Aunque no hay cura para la condición, los síntomas pueden ser tratados con medicamentos y terapias de apoyo como la fisioterapia.

Los autores del estudio señalaron que se requiere de nuevas investigaciones, a fin de explorar los mecanismos biológicos que se encuentran detrás de los hallazgos encontrados en el estudio.

Más en TekCrispy