Gobierno Mineria Bitcoin Venezuela

La minería Bitcoin en Venezuela se ha mantenido en auge a pesar de los intentos del gobierno para acabar con esta actividad. El país sudamericano actualmente sufre una de sus peores crisis económicas, lo que ha inspirado a muchas personas a recurrir al Bitcoin para cubrir sus gastos.

Con una tasa de inflación que actualmente se ha elevado al 1.600 por ciento, la minería Bitcoin en Venezuela ha crecido de forma exponencial. Un reciente informe indica que el gobierno venezolano ha iniciado una campaña contra las actividades mineras de la criptomoneda, motivado a la preocupación del Ejecutivo porque Bitcoin se está convirtiendo una manera más de intercambiar la devaluada moneda nacional, el Bolívar.

Otra de las razones por la cual la minería Bitcoin es una actividad cada vez más popular en Venezuela, es que el servicio eléctrico del país es sumamente económico, pese a los recientes aumentos en las tarifas. De hecho, a pesar de que los habitantes del país tienen dificultades para acceder a los alimentos y otros productos básicos, no sucede lo mismo con el acceso a la potencia eléctrica necesaria para minar bitcoins.

El primer intento del gobierno por acabar con la minería Bitcoin en Venezuela fue reflejado en la detención del ciudadano Joel Padrón, un dueño de un servicio de mensajería que comenzó a minar bitcoins para complementar sus ingresos. Medios  locales informaron que Padrón fue acusado de robo de energía y contrabando, y estuvo retenido durante 14 semanas.

El medio The Atlantic ha informado recientemente que en algunos casos, la policía venezolana ha robado el hardware de minería para beneficio propio. Por su parte, Rodrigo Souza, fundador de Blinktrade, la sociedad de intercambio Bitcoin venezolana, declaró que los mineros del país no se han dejado intimidar por las autoridades, e incluso la minería de Ethereum se ha convertido en una actividad popular.