Waymo Patente

La investigación en coches autónomos liderada por Tesla, Uber, Waymo, entre otros fabricantes de automóviles esta llevando la tecnología de los coches en general a otro nivel. Un ejemplo claro es la patente recién adjudicada a Waymo, la división de Alphabet (Google) para el desarrollo de coches autónomos, que describe una tecnología para mejorar la respuesta de la carrocería ante un accidente.

En concreto, la carrocería tendría la capacidad modificar su estructura en función del objeto que el auto esta impactando. Una tecnología será capaz de detectar si un accidente se produce contra un automóvil o un objeto sólido como una pared, o bien con un objeto un poco más blando como un perro o un peatón. Si el choque es contra un peatón por ejemplo, se activaría un mecanismo que reducirá el impacto al cambiar la estructura de la carrocería.

Según explica la patente, para conseguir su objetivo, algunas partes del coche podrán contraerse mediante una serie de sensores. El parachoques por ejemplo, podrá volverse relativamente más suave, logrando causar el menor daño posible. El análisis del objeto con el que se esta impactando será analizado en micras de segundo para que los cambios tengan efectos.

Explicado en otras palabras, el sistema que Waymo ha registrado trabaja con elementos de tensión que pueden cambiar su rigidez en varios puntos de su estructura, permitiéndole ajustarse a diferentes situaciones. El sistema estará distribuido en las partes claves de la carrocería, permitiendo siempre asegurar el interior para proteger la vida del conductor.

La tecnología es sin duda interesante y plantea una solución revolucionaria que hasta ahora no ha sido debatida en el sector de la automovilística. Por supuesto, quedan algunos detalles por resolver y mucho desarrollo por delante para que veamos esta tecnología implementada en los coches. Aquí pueden encontrarse más detalles sobre la patente de Waymo.