Nota De Littlefinger

Ayer en la noche, se emitió el quinto episodio de la séptima temporada de Game of Thrones, titulado Eastwatch. A lo largo del capítulo vimos muchos momentos de tensión entre varios personajes, fueron reveladas nuevas y viejas informaciones, y empezó lo que pareciera ser la batalla épica contra los White Walkers.

Advertencia: si no han visto el episodio de Game of Thrones de ayer, les recomendamos regresar a esta nota cuando lo hayan hecho a manera de evitar spoilers.

Sin embargo, también se pudo observar como alianzas familiares comenzaron a debilitarse, más a detalle hablamos de Arya y Sansa Stark. Ambos personajes están separados desde finales de la segunda temporada, razón por la cual no es sorpresa ver como los cambios que cada una tuvo que enfrentar por separado las volvió fuertes, pero al mismo tiempo acentuaron esas diferencias que ya no son precisamente porque Sansa quiere ser parte de la vida de King’s Landing, mientras que Arya prefiere pelear con espadas.

Ya sabemos que Arya nunca confió en Littlefinger, así que no es sorpresa ver que la menor de las Stark se colara en su habitación para encontrar algo que pudiera servirle. El pergamino que encontró escondido es la prueba de las intenciones de Petyr Baelish, y aunque no fue fácil ver con exactitud qué decía varios fans pudieron reconocer el texto, y eso se debe a que ya lo habíamos visto hace varias temporadas.

Ese pergamino fue escrito por Sansa, bajo órdenes de Cersei, la idea de la nota era que el en aquel entonces Rey del Norte, Robb Stark ordenara el cese a sus tropas, admitiera la traición de su padre y jurara lealtad al Rey de Westeros de ese momento, Joffrey Baratheon.

Ahora bien, como espectadores conocemos el trasfondo de esta nota, y sabemos que Sansa no quería escribir esa nota, y que lo hizo al estar bajo el control de los Lannister, pero, Arya no sabe eso y podría terminar en un conflicto con su hermana mayor. Es un plan muy sencillo, pero muy poderoso el de Littlefinger. Poner a las dos hermanas en contra de la otra le daría control sobre Sansa y posiblemente Winterfell.

Arya podrá ser muy astuta, pero no ha tratado con Littlefinger en muchos años, lo que la pone en desventaja contra Petyr “Ella está siendo guiada por alguien hacia algo que él desea que ella encuentre” explica D.B. Weiss “Littlefinger quiere que el lazo entre Sansa y Arya no se desarrolle, significa que el suyo con Sansa se irá debilitando, y terminará por fuera de la ecuación”.

Última temporada de Game of Thrones se estrenará en abril

Recordemos que la semana pasada, Bran le dio a Arya la daga que fue usada para intentar matarlo en la primera temporada, puede que esta arma tenga una relación final con el desenlace de Petyr Baelish. Algo que Bran, ya sabe y ya sabemos que a Arya no le tiembla el pulso para acabar con la vida de alguien.

Más en TekCrispy