Empresaria Afgana Mujeres Bitcoin

La empresaria de origen afgano, Roya Mahboob, anunció recientemente su intención de organizar una conferencia sobre Bitcoin en Afganistán con la finalidad de permitir a las empresarias de ese país aprender sobre este tema y darles la posibilidad de exponer sus proyectos.

Emprendimiento con Bitcoin

Mahboob es la CEO y cofundadora de la compañía Digital Citizen Fund, y su labor más destacada tiene que ver con la búsqueda del empoderamiento financiero de las mujeres de Afganistán, país con una doctrina de vida altamente patriarcal. Además, la empresaria fue considerada como una de las 100 personas más influyentes del mundo por la revista Time del año 2013.

En una declaración reciente, Mahboob afirmó lo siguiente:

“En Digital Citizen Fund hemos ayudado a 100 mujeres a iniciar sus propios negocios. Nuestro siguiente paso es organizar una conferencia sobre Bitcoin en Afganistán para que podamos mostrar sus proyectos”.

De igual manera, la empresaria afgana ha expresado que la tecnología Blockchain puede tener grandes aplicaciones en Afganistán, entre las cuales destaca ser el vehículo perfecto para la autonomía financiera. En este sentido, afirmó que los contratos inteligentes de la cadena de bloques brindan una excelente solución a los contratos físicos que pueden destruirse o ser falsificados, una práctica que se utiliza mucho en Afganistán contra las mujeres debido a que estas no recibe la misma atención que los hombres por parte de las autoridades.

Empoderamiento femenino 

Mahboob dijo que espera desarrollar un mercado dedicado a las mujeres, e impulsado por la cadena de bloques, a través de préstamos y contratos inteligentes seguros. Con solo 23 años, Mahboob logró fundar la Afghan Citadel Company (ACSC, por sus siglas en inglés), una empresa dedicada a la tecnología de la información (TI), cuya mayor data de empleados eran de sexo femenino.

A pesar del éxito que supuso esta empresa, no solo estableciendo contratos con importantes instituciones a nivel nacional, sino con agencias gubernamentales de Estados Unidos, la ACSC sufrió el sabotaje de agencias gubernamentales de Afganistán, incluyendo amenazas de muerte para Mahboob. Esto la obligó a asociarse con un inversionista estadounidense para lanzar una compañía llamada Women’s Annex, una empresa dedicada a ayudar a mujeres afganas a generar ingresos a partir de publicaciones en blogs.

Al darse cuenta de que la mayoría de estas mujeres no tenían cuentas bancarias, la empresaria afgana recurrió al Bitcoin, como vehículo de pago que trascendió cualquier institución o entidad financiera de Afganistán. A su vez, la empresa ha sido un verdadero motor de la adopción de la criptomoneda en el país por parte de las mujeres, contribuyendo a su autonomía financiera.

En un evento reciente, llamado Blockchain Summit, Mahboob contó una historia sobre una mujer a la cual su esposo siempre le pegaba para quitarle el dinero. Luego de unirse a  Women’s Annex y aprender sobre criptomonedas, la mujer pudo ahorrar lo suficiente para cambiarlos y pagar un abogado de divorcios.