Enterprise Ethereum Aliance Justicia

El día de hoy, la Enterprise Ethereum Alliance (EEA, por sus siglas en inglés), anunció que varios bufetes de abogados e instituciones académicas se incorporarán junto a otros miembros de la alianza a su Grupo de Trabajo de la Industria Legal, el cual fue creado en julio.

El comunicado incluye a importantes corporaciones y firmas de abogados, escuelas de leyes y otras instituciones académicas que trabajan con la tecnología Blockchain y los contratos inteligentes. En total son 10 los bufetes y cuatro las instituciones jurídicas que se han unido al grupo, entre las cuales destacan: Cooley, Debevoise y Plimpton, Hogan Lovells, Holland & Knight, Jones Day, Shearman & Sterling, y Cardozo Law School’s Blockchain Project.

El Grupo de Trabajo de la Industria Legal de EEA está presidido por Aaron Wrigth, quien también dirige el proyecto Blockchain de la Escuela de Derecho de Cardozo. Con motivo del anuncio, Wright expresó:

“Los abogados están a punto de servir como catalizadores para la tecnología basada en la cadena de bloques, y el Grupo de Trabajo Legal servirá como un espacio neutral para explorar  y desarrollar contratos inteligentes, así como también permitirá respaldar los casos de aplicación de esta tecnología por parte de empresas emergentes y abordar diversos retos políticos del futuro”.

Por su parte, el presidente de la junta directiva de EEA, Julio Faura, afirmó que los bufetes de abogados trabajarán para asegurar que la tecnología Blockchain pueda adaptarse al sistema financiero. En este sentido, expresó que, debido a la necesidad de explorar al máximo los contratos inteligentes para imitar las propiedades del mundo corporativo actual, lo ideal es que este desarrollo pueda darse en función de las leyes y políticas corporativas de hoy en día.

El Grupo de Trabajo de la Industria Legal fue anunciado por primera vez en julio para llevar toda la información sobre la tecnología Blockchain a la industria legal: sus beneficios, potencialidades y formas de desarrollo. De esta forma, se logrará estandarizar las versiones privadas de la cadena de bloques de Ethereum. Por ello, el grupo ha buscado alianzas estratégicas para asegurar que tanto los contratos como los activos inteligentes cumplan con las debidas regulaciones corporativas.