Celulitis

El término celulitis, medicamente llamado paniculopatía fibrosclerótica edematosa, se refiere a la condición en la que la piel presenta una apariencia de hoyuelos o bultos; debido a esa peculiar textura, recibe otros nombres como piel de naranja y piel de requesón.

La celulitis puede afectar tanto a hombres como a mujeres, pero es más común en las mujeres. Debido a las diferentes distribuciones de grasa, músculo y tejido conectivo, entre el 80 y el 90 por ciento de las mujeres pueden experimentar celulitis en algún momento de sus vidas.

Aunque poco se conoce sobre qué causa la celulitis, se sabe que se manifiesta cuando los depósitos de grasa ubicados entre los cables conectivos fibrosos que atan la piel al músculo subyacente, empujan hacia arriba contra la piel, mientras que las fibras largas y duras permanecen fijas, provocando la superficie irregular.

Una manera de ejemplificar es imaginar que se está conteniendo un depósito de grasa con una malla; dependiendo de la separación que exista entre las fibras que componen la red, la grasa se mantendrá retenida o comenzará a brotar entre las aberturas; mientras mayor sea el espacio entre las fibras, mayor será la cantidad de grasa emanada.

Esta condición suele acentuarse con la edad, en gran parte por la pérdida de una proteína que compone el tejido conectivo, llamada colágeno. Se cree que las hormonas y la genética influyen en cuándo se muestra y cuán visible es la celulitis. Algunos expertos afirman que los factores hormonales juegan un papel importante en la aparición de la celulitis, y que esta es la razón que justifica que en los hombres la celulitis tenga menor prevalencia.

Aunque el sobrepeso y la obesidad favorecen la aparición de celulitis, su aparición no es exclusiva  de estos factores, y personas que no tienen exceso de peso y cuyo índice de masa corporal es el adecuado, presentan celulitis en grados similares a las personas con sobrepeso; esto ratifica que la piel de naranja no es un problema exclusivo de los obesos.

La Dra. Michele Green, dermatóloga del Hospital Lenox Hill de Nueva York, acota: “A pesar de los esfuerzos que realiza la industria cosmética dedicada a eliminar la celulitis, o al menos reducir su apariencia, cuando la celulitis aparece, lo hace indefinidamente.”

Así afectan las siestas vespertinas la salud cerebral de los adolescentes

Incluso procedimientos como la liposucción, que literalmente elimina la grasa del cuerpo, no es capaz de erradicar la celulitis, y de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, lo más probable es que se acentúe. Algunos procedimientos han mostrado cierta capacidad de  reducir la apariencia de la celulitis, pero sólo tienen un efecto temporal.

Más en TekCrispy