Dispositivo Ac Stico De Largo Alcance

A raíz de los recientes incidentes ocurridos en la embajada de Estados Unidos en Cuba, en la que se presume un ataque acústico a los trabajadores acreditados en la sede diplomática, muchos vieron con escepticismo el término “armas acústicas”, y llegaron a poner en duda su existencia. Aunque no son muy conocidos, estos dispositivos son reales y no es la primera vez que se utilizan.

El infrasonido presenta una capacidad especial para afectar la salud humana y la adaptación, porque sus frecuencias y amplitudes convergen con las generadas por el cuerpo humano. Los sonidos musculares y las vibraciones del cuerpo entero están predominantemente dentro del rango de 5 a 40 Hz.

Dolor en el talón de un hombre resultó ser un cabello incrustado

Existe una variedad de armas sónicas de alta potencia que abarcan los rangos infrasónicos, ultrasónicos y audibles. Debido a que son armas que dirigen el sonido sobre un objetivo, y el sonido es energía, pueden considerarse armas de energía dirigida.

Estas armas producen efectos psicológicos y físicos. Incluyen dispositivos altamente direccionales, que pueden transmitir sonido audible doloroso en el oído de un individuo a grandes distancias, y generadores infrasonoros que pueden disparar proyectiles acústicos a cientos de metros, causando un impacto contundente sobre un objetivo.

Los generadores de infrasonido pueden causar emociones negativas como miedo, ansiedad o depresión y síntomas biológicos como náuseas, vómitos, daño a los órganos, quemaduras o muerte, dependiendo de la frecuencia y el nivel de potencia.

La mayoría de estas armas funcionan entre el rango de frecuencias de aproximadamente 1 Hz a 30 kHz. Estas frecuencias se producen dentro de las siguientes ondas:

  • Frecuencia extremadamente baja (ELF) 1 Hz a 30 Hz
  • Frecuencia súper baja (SLF) 30 Hz a 300 Hz
  • Ultra baja frecuencia (ULF) 300 Hz a 3 kHz
  • Muy baja frecuencia (VLF) 3 kHz a 30 kHz.

Todas las reacciones químicas en las células de los organismos vivos son provocadas por oscilaciones electromagnéticas, pulsaciones y vibraciones, que colectivamente se conocen como frecuencias vibracionales.

La resonancia ocurre cuando se hace una conexión entre una fuente y un objetivo que están vibrando a la misma frecuencia. Cuando esto sucede, los materiales se unen y se dice que están resonando. Una vez que se ha alcanzado la resonancia, se produce un intercambio de energía en la superficie de la membrana de cada célula. Si la fuente de energía es más potente, afecta directamente al objetivo, causando una reacción biológica.

Una de cada diez personas sufre experiencias cercanas a la muerte

Tanto los infrasonidos como los ultrasonidos son capaces de producir resonancia. Este enlace puede establecerse en los rangos sonoros audibles o inaudibles. El sonido se puede utilizar para romper o explotar objetos, después de que se haya alcanzado la resonancia.

La resonancia puede ser inducida electromagnéticamente por un generador de impulsos infrasónico, que puede establecer un enlace, por ejemplo, a los órganos internos de una persona resonando en su área de pecho. Una vez que se produce esta conexión, se puede aumentar el nivel de potencia del generador, lo que automáticamente transferiría la energía a la persona. Si el nivel de potencia es moderado, la persona puede experimentar dolor en el área del pecho, o sus órganos pueden vibrar. Aumentar el nivel de potencia destruirá sus órganos.

¿Son utilizadas estas armas acústicas?

Según el investigador alemán en armas acústicas de la Universidad de Cornnell, Jürgen Altmann, tanto Rusia como Estados Unidos son los principales gobiernos que poseen este tipo de armamento. Los Dispositivos Acústicos de Largo Alcance (LRAD, por sus siglas en inglés), son utilizados en Estados Unidos por las fuerzas de seguridad para controlar manifestaciones.

La marina de Estados Unidos también dispone de estas armas en su arsenal, y hay un caso reportado en que estas se utilizaron para reducir a piratas en las costas de Somalia. Además, se han utilizado contra insurgentes en Iraq, y saqueadores en protestas de Nueva Orleans y Pittsburg.

Más en TekCrispy