Por primera vez en 99 años, el lunes 21 de agosto de 2017, toda América del Norte será testigo de un eclipse total de sol, un evento que ocurre cuando la Luna pasa frente al Sol provocando penumbras en partes de la superficie terrestre.

El llamado el gran eclipse americano, verá al Sol, la Luna y la Tierra alinearse perfectamente en un espectáculo celestial; el fenómeno podrá ser visto en todo Estados Unidos, de costa a costa, por primera vez desde 1918.

Este globo terráqueo muestra la trayectoria en la que se visualizará el eclipse en su totalidad el próximo 21 de agosto, 2017.

Los habitantes de América del Norte, partes de América del Sur, África y Europa, serán testigos de al menos un eclipse solar parcial. Sin embargo, 14 estados de los Estados Unidos serán privilegiados, ya que tendrán la oportunidad de vislumbrar el eclipse solar total, con más de dos minutos de oscuridad en el medio del día, durante el curso de 100 minutos.

Más de 12 millones de estadounidenses viven en el camino de la totalidad y más de la mitad de la nación vive a menos de 400 kilómetros de esta zona. Se espera que millones más viajen a las ciudades favorecidas para presenciar el particular fenómeno.

Los eclipses solares parciales ocurren cuando la luna bloquea cualquier parte del sol. Sin embargo, los eclipses solares totales sólo son posibles debido a una peculiaridad de la geometría cósmica: El diámetro del Sol es 400 veces más grande que el de la Luna, pero también está 400 veces más lejos.

Estas son las gafas apropiadas (ISO 12312-2 ) para visualizar el eclipse. Se pueden encontrar en escuelas, museos, y centros de astronomía. En Internet también se están comerciando pero hay que verificar que el comprador sea confiable.

El resultado es que el sol y la luna parecen tener el mismo tamaño desde nuestra perspectiva. Cuando se alinean perfectamente, la luna puede oscurecer la superficie entera del sol, creando lo que se conoce como eclipse solar total.

Durante un eclipse total, se tiene la rara oportunidad de mirar directamente a la vasta y llamativa atmósfera externa del Sol: la corona. Ésta aparece como rayos blancos perlados y serpentinas que irradian alrededor del disco lunar. El eclipse del 21 de agosto de 2017 presentará esta emocionante oportunidad a millones de personas en todo el país norteamericano.

Pero los eclipses solares totales son más que un fenómeno hermoso de observar; también proporcionan oportunidades únicas para los científicos. De hecho, los eclipses totales a lo largo de la historia, han allanado el camino para hallazgos científicos importantes en varias disciplinas, como la expedición para confirmar la teoría de la relatividad general, el primer reporte de eyecciones de masa coronal y el descubrimiento de que la corona es mucho más caliente que la superficie del Sol.

Lika Guhathakurta, astrofísico de la NASA de la sede en Washington, señala: “Un eclipse nos enseña muchas cosas, pero el eclipse de 2017 es especialmente único debido a las masas terrestres ininterrumpidas por las que pasará. Esto nos permitirá maximizar nuestra oportunidad de recopilar datos y conectar la sombra de la luna con la ciencia de la Tierra”.

¿Donde ver el eclipse del 21 de agosto?

Lo primero que te recomendamos es que utilices la herramienta que la NASA ha diseñado para conocer los sitios en los que será visible el eclipse del 21 de agosto y el porcentaje de visibilidad que tendrás en tu zona —recuerden que será total únicamente en Estados Unidos.

Adicionalmente, te recomendamos que des seguimiento a los servicios que aquí recomendamos para que no te pierdas el eclipse ya sea que no tengas las gafas adecuadas o no estés en el sitio correcto.

Más en TekCrispy