Videojuego Violento Portada 960x623

Los videojuegos siempre han sido motivos de crítica y pocas veces se han visto como beneficiosos, más son las oportunidades donde son señalados como perjudiciales. La revista Molecular Psychiatry publicó un estudio el cual, según investigadores de la Universidad de Montreal, ubicada en Canadá, los videojuegos de acción traen más problemas que beneficios.

Según el estudio reseñado por la revista, aquellos jugadores que disfrutan más del género de acción poseen menos materia gris en el hipocampo, el cual conforma una parte muy importante en el cerebro. El agotamiento del hipocampo podría derivar en enfermedades como la depresión y el alzhéimer: “Se ha demostrado que los videojuegos benefician a ciertos sistemas cognitivos en el cerebro, principalmente relacionados con la atención visual y la memoria a corto plazo, pero también habíamos encontrado evidencia de que esto podría suponer un impacto negativo en el hipocampo”, dice parte del estudio.

Mediante un escaneo cerebral a los jugadores que acostumbran a los títulos de acción y al compararlo con el de personas que no juegan videojuegos, la investigación arrojó que los jugadores poseían menos materia gris en el hipocampo, los cuales están enlazados al uso de este tipo de juegos.

El hipocampo es el encargado de la memoria espacial y la episódica, por otra parte tenemos el cuerpo estriado, que a su vez posee un área llamada núcleo caudado que funciona como una especie de contrapeso para el hipocampo en cuanto a su trabajo y nos ayuda a saber la hora de comer, dormir, beber e incluso tener relaciones entre otras tareas. El estudio expone que el 85% de los aficionados a los videojuegos utiliza el núcleo caudado mientras juega,  por lo que el hipocampo no tiene trabajo mientras estamos jugando y puede atrofiarse. El estudio involucró a 100 personas las cuales jugaron durante 90 horas títulos que van desde Call of Duty hasta Super Mario.

Sin embargo, el estudio arrojó que aquellos juegos de estrategia lograron un aumento en la materia gris del hipocampo, por lo que terminarían contribuyendo a mejorar esta zona del cerebro a diferencia de los juegos de acción.