Millarworld Y Netflix

Desde que tuvimos el éxito con la película Kick-Ass, Mark Millar, la mente maestra detrás de todo esa historia se puso como objetivo que todos los otros cómics de su Millarworld tuvieran la misma suerte que Kick-Ass. Dicha visión pasó por muchos años de negociaciones y pitches que tarde o temprano tendrían el resultado esperado.

Millar finalmente obtuvo su victoria cuando Netflix firmó contrato para volverse dueño de los derechos de transmisión de Millarworld, es decir de todos los títulos, por una cifra que aún permanece confidencial, sin embargo se estima que está pisando al menos los 300 millones de dólares, ya que, es la suma que la compañía le paga a Disney anualmente para transmitir sus títulos.

Esta movida es algo muy común dentro de las productoras y compañías de transmisión. Recordemos que en el año 1968 Warner Bros adquirió DC Cómics en 1968. Años después Disney compró Marvel en 2009, y ahora es el turno de Netflix y Millarworld. Mark Millar estaba tan entusiasmado con la noticia que admitió estar en una especie de shock cuando se concretó la negociación. Esto convierte a Netflix en la compañía que realizó la tercera adquisición de una compañía de cómics a gran escala, lo que los coloca en el mismo nivel de Warner y Disney.

La compra de Millarworld por parte de Netflix es un poco sorpresivo, debido a que no muchos pensaban que la compañía se atreviera a comprar una editorial de comics, pero hay que mencionar que esta es una forma en la que la empresa logra armarse de licencias de adaptación para así ampliar su larga cartelera de programaciones. Con esta nueva adquisición Netflix podría producir series y películas originales basadas en los títulos de Millarworld, a excepción de: Kingsman (basada en los cómics de The Secret Service), Kick-Ass, Wanted y Reborn, puesto que los derechos de adaptación de estos títulos fueron vendidos previamente.