Neuronas Sonar

A principios del siglo XX, Sigmund Freud sugirió que los sueños eran una ventana a nuestras mentes inconscientes, deseos que teníamos mientras estábamos despiertos y expresados ​​mientras dormíamos. Desde entonces, hemos aprendido a estudiar los sueños e incluso a identificar cuándo una persona dormida podría estar soñando. Pero todavía hay preguntas sin respuesta sobre por qué soñamos, qué simbolizan y cómo pueden dar una visión de nuestras realidades vividas.

¿Qué son lo sueños?

En su artículo The Neural Correlates of Dreaming, El psicoterapeuta Dr. David Billington, indica que los sueños son un estado de conciencia, una experiencia que se tiene cuando se está dormido. Cuando uno sueña algo, señala el autor, tiene una experiencia que se parece en muchos sentidos a una experiencia de vigilia, se escuchan y se ven cosas, se tiene emociones; la experiencia es real, en su imaginario por supuesto, pero real.

Se sabe que durante la etapa conocida como REM se suscitan sueños. En los estudios realizados, los sueños son detectados por una actividad eléctrica de alta frecuencia en el cerebro; sin embargo, se ha demostrado que una actividad similar también ocurre durante el sueño no-REM, algo que no se entiende bien y que requiere de más investigación.

¿Por qué soñamos?

Freud sugiere que los sueños son sólo deseos que hemos formado en nuestras vidas despiertas. Si bien esto ha sido ampliamente señalado como un concepto reduccionista, décadas más tarde, la razón por qué soñamos sigue sin tener una respuesta clara.

El Dr. Billington señala al respecto que estrictamente hablando, los sueños pueden no tener una función y que podrían ser un subproducto de otras funciones cerebrales como la “limpieza de las neuronas” que ocurre mientras dormimos.

Pero, hay otras hipótesis como la teoría de Antti Revonsuo, que sugiere que los sueños son una función para practicar escenarios de supervivencia mientras se duerme. Otros puntos de vista antiguos sugieren que los sueños vienen de “otra parte” o el soñador va “a otra parte.” En los tiempos modernos, ese “otro lugar” puede ser descrito como la mente inconsciente, que se ha visto que tiene un impacto en el yo consciente.

¿Por qué podemos recordar algunos sueños y no otros?

A veces la gente recuerda sus sueños en detalles vívidos, a veces hay una sensación de que se ha tenido un sueño, pero no se puede recordar lo que era, y otras veces no se recuerda nada en absoluto.

Algunos estudios han encontrado que para recordar un sueño, otra área del cerebro necesita estar activa y en caso de no estarla, no se puede rememorar lo soñado. Sin embargo, otra investigación señala a ciertos procesos cerebrales que bloquean la formación de recuerdos al despertar y que ésta sería la razón que dificulta recordar los sueños.

Aunque hay opiniones de expertos que señalan que en términos generales, una buena razón para que esto ocurra, es que si recordáramos todos nuestros sueños como si fueran una experiencia de vigilia, empezaríamos a confundirnos entre lo que es soñar y lo que es realidad, algo que el propio cerebro entiende, es de poca conveniencia.

¿Los sueños significan algo?

El Dr. Billington señala que los significados de los sueños son subjetivos porque esa es su naturaleza. “Si tus sueños significan algo para ti, eso significa algo”, dice el experto. Existen enfoques de análisis de contenido, que están examinando temas comunes en los sueños, que podrían revelar significados comunes o universales, pero esos análisis aún no arrojan resultados concretos.

En un estudio realizado por Nielsen y Powell en 2015, se encontró que la gente percibía que había una causalidad entre comer alimentos específicos y experimentar sueños extraños o perturbadores. Pero había otros factores que influyeron en este tipo de sueño; esto incluía la calidad del sueño, el estrés emocional y un bienestar mental menguado. De hecho, indicadores de bienestar como buena calidad del sueño, dieta saludable y ayuno más largo entre las comidas, fueron asociados con tener los llamados “sueños vívidos.”

La investigación de los sueños y lo que pueden revelar acerca de la conciencia no sensorial es importante para ver cómo afecta la vida en vigilia; al respecto Billington expresa: “Cuanto más aprendemos acerca de lo que es la conciencia en la realidad no-sensorial de los sueños, más aprendemos acerca de la realidad en la que vivimos”.