Cinta Magnetica Ibm

Los científicos de la compañía IBM han roto un nuevo récord mundial, al capturar 330 Terabytes (TB) de datos sin comprimir en un cartucho que fácilmente puede caber en la palma de la mano. El récord consiste en 201 gigabits por pulgada cuadrada en un prototipo de cinta magnética pulverizada, y supera en más de 20 veces la densidad de área empleada en las unidades de cinta comerciales.

La densidad de grabación regional es la cantidad de información que puede ser almacenada en un área de superficie dada. Las unidades de cinta se inventaron hace más de 60 años y al principio eran utilizadas para archivar registros médicos y documentos fiscales. La primera de estas unidades de IBM contó con bobinas de cinta de menos de una pulgada de ancho que solo podían almacenar hasta 2 megabytes (MB).

El desarrollador de la cinta magnética fue Sony Storage Media Solutions, y el logro apunta a la ampliación de la utilización del almacenamiento en cintas por otra década más. Así lo expresó el representante de IBM, Evangelos Eleftheriou, quien agregó que la cinta ha sido utilizada tradicionalmente para archivos de video, respaldos, retención de información, etc., sin embargo, actualmente se está extendiendo a aplicaciones fuera de la plataforma de la nube.

El costo de desarrollo de la cinta es superior al de la cinta comercial actual, pero su potencial de capacidad hará que el costo por terabyte sea atractivo, además de la practicidad de esta tecnología para el almacenamiento de la nube. Para lograr los 201 gigabits por pulgada cuadrada, los científicos de IBM trabajaron en conjunto con Sony, mejorando además diversas tecnologías asociadas a los medios de comunicación, como la tecnología roll-to-roll para fabricar la cinta sputtered larga y una tecnología lubricante optimizada, que mejora y estabiliza las funciones de la cinta.