La bifurcación de Bitcoin fue activada el día de ayer, y con ella fue creada la nueva criptomoneda Bitcoin Cash (BCH). Luego de este hecho, los usuarios que protegían sus claves privadas obtuvieron acceso al nuevo activo digital, generando tensiones entre la comunidad de clientes de Coinbase, que ahora solicitan a la empresa parte del dinero generado luego de la división.

Antes del hard-fork o tenedor duro aplicado el día de ayer a la red Bitcoin, diversas casas de cambio informaron que no apoyarían el nuevo Bitcoin Cash, siendo Coinbase una de ellas. En este sentido, colocaron a disposición de los usuarios una sección de preguntas frecuentes antes de la división, donde expresaron lo siguiente:

“Coinbase no soportará la cadena de bloques de BCH o la moneda digital. Cualquier Bitcoin dentro de las cuentas de los clientes permanecerá accesible en la cadena de bloqueo principal solamente. Si desea tener acceso a BTC y BCH, asegúrese de enviar sus bitcoins fuera de la plataforma para el 31 de julio”.

Luego de la división, aquellos usuarios que movieron sus fondos de Coinbase y mantuvieron sus llaves privadas, fueron premiados con la cantidad de dinero correspondiente a la  nueva criptomoneda. A pesar de que la compañía expresó abiertamente que no respaldaría a Bitcoin Cash, sus usuarios piensan que tienen derecho al activo. En este sentido, han manifestado su molestia a través de los foros de Coinbase.

Tim Wu, especialista en Derecho ha escrito en su cuenta de Twitter sobre la posición de Coinbase y los usuarios de la plataforma, comparando la decisión de la empresa con los corredores que retienen las acciones de sus clientes.

https://twitter.com/superwuster/status/891762341389500417

Además, a través de un correo electrónico enviado al medio Fortune, el especialista expresó que las normas de propiedad de derecho común implican que Bitcoin Cash pertenece a los clientes de la compañía, de la misma forma que un ternero recién nacido es propiedad del dueño de la vaca.

Wu también dijo que Coinbase podría enfrentar serios problemas legales, si no le proporciona a sus a sus usuarios el valor completo luego de la bifurcación de la red. Ante la posición de la compañía de no apoyar cualquier criptomoneda generada luego de la división de Bitcoin, Wu enfatizó que los términos de servicio de Coinbase no son suficiente argumento para desviar su responsabilidad sobre la exigencia de los usuarios.

Estas condiciones de servicio establecen que Coinbase se reserva el derecho de apoyar cualquier cambio de software subycente a la red original de Bitcoin. Hasta el pasado 31 de julio, los clientes de la plataforma que pretendían acceder a BCH, debían transferir sus fondos a otra cartera.

Muchos expertos piensan que Coinbase puede ceder a la presión de los usuarios. La razón principal tiene que ver con el caso de Ethereum, que experimentó una división similar el año pasado generando una nueva moneda digital llamada Ethereum Classic. Al momento de presentarse la división, Coinbase dijo a sus clientes que no apoyaría, sin embargo, tiempo después soportaron el activo en su plataforma.

Escribir un comentario