Ransom Ddos Ataque

Muchos hackers en la actualidad amenazan a través de mensajes para exigir pagos en Bitcoin a los usuarios a cambio de no perpetrar ataques de denegación de servicio, o ataques DDoS. Esto se evidencia en el crecimiento notable de este tipo de ataques entre los meses de abril y junio.

Expertos e investigadores de Kapersky Lab, han demostrado que dichos ataques pasaron de haber afectado a 72 países en todo el mundo durante el primer trimestre de este año, a tener presencia en 86 países a partir de abril. Entre los principales países que han sido víctimas de este tipo de amenazas destacan China, Estados Unidos, Corea del Sur, Reino Unido, Italia, Países Bajos, Francia, Canadá y Rusia.

De igual forma, en el transcurso del Q2 fue registrado el ataque de mayor duración de todo el año, con una extensión de 277 horas, lo que equivale a más de 11 días. Una tendencia activa en relación a los ataques DDoS son los Ransom DDoS, que ha incorporado las amenazas y pagos por rescate en sus operaciones.

Lo cierto es que, los delincuentes informáticos envían a las empresas un mensaje para exigir un pago, que puede ir de 5 a 200 bitcoins, amenazando con convertir al atacado en el próximo objetivo del virus si no paga la cantidad mencionada. Además, esta amenaza se puede presentar con un ataque corto para demostrar que es real el peligro. Quien envía el mensaje puede no tener ninguna intención de atacar, solamente espera recibir el dinero de parte de las empresas, lo que supone un grave daño a la compañía y una ventaja para el criminal.

GoDaddy elimina 15,000 subdominios utilizados para realizar estafas en línea

Kirill Ilganaev, director de Kaspersky DDoS Protection en Kaspersky Lab advierte que:

Hoy en día, no sólo los equipos experimentados de cibercriminales de alta tecnología pueden ser atacantes de Ransom DDoS

Cualquier estafador que ni siquiera tiene el conocimiento técnico o la habilidad para organizar un ataque DDoS a gran escala puede comprar un ataque demostrativo con el propósito de extorsionar.

Estas personas eligen en su mayoría empresas que no protegen sus recursos de DDoS de ninguna manera y, por lo tanto, pueden ser fácilmente convencidas de pagar un rescate con una simple demostración.

El experto también advirtió que en la actualidad, los ataques DDoS no están limitados a los criminales informáticos experimentados, ya que cualquier persona sin conocimiento amplio sobre este tema puede comprar uno de estos ataques demostrativos con la finalidad de extorsionar.

Más en TekCrispy