Las reuniones de los hermanos Stark es uno de los eventos más importantes que esperamos ver en Game of Thrones, ya pudimos ver el primer reecuentro entre Jon y Sansa, y el domingo Bean finalmente regresó a su hogar y se reunió con su hermana mayor, faltaría el retorno de Arya a casa, pero ya sabemos que eso está muy cerca de ocurrir, pero ya antes de eso pudimos verla toparse con Nymeria.

Una de las cosas que más llamó la atención de la reunión entre Bran y Sansa fue que el hecho de que el menor de ambos sostuvo una postura bastante fría cuando su hermana estaba más que feliz de verlo, por más que sea, ambos no se habían visto desde que ella, Ned, y Arya partieron a Winterfell, y Bean de hecho seguía inconsciente.

Claramente el cambio de comportamiento de Bean nace de su figura y posición como el cuervo de los tres ojos. A pesar de lo joven que es, Brandon lo sabe todo, sobre todos incluyendo su hermana, es por eso que claramente Jon y Bran deben verse, pues solo de esa manera Jon podrá finalmente descubrir quiénes son sus verdaderos padres.

Pero, así como Bran sabe sobre el pasado, presente y futuro de su hermano, lo mismo aplica para Sansa, y es claro que él mejor que nadie conoce como va a proceder su hermana a partir de lo que está ocurriendo a su alrededor. Obviamente también hay que entender la postura de Sansa, quien desde los inicios de la serie se ha visto muy defraudada por los hombres en todos los aspectos, no solo en su familia, sino a nivel general.

Sophie Turner, explica esta postura de Sansa de la siguiente manera “Sansa finalmente tiene Winterfell bajo su mando, gracias a la ayuda de Littlefinger por supuesto, pero luego de todo lo que le ha pasado ella siente que aún no logra recibir el respeto que ella, como líder merece, pues para la sociedad en la que se halla la figura de un patriarca sigue siendo algo muy importante y para la mala suerte de la joven, las dos figuras centrales en su entorno Jon y Littlefinger no han sido muy productivas (a sus ojos) por lo que se siente muy frustrada al respecto”.

Otro de los detalles que hay que mencionar sobre Bran, y su corta pero muy significativa discusión con Sansa es el hecho de que sacó a colación lo que sucedió entre ella y Ramsey Bolton la noche de su boda, y eso no puede ser otra cosa sino un detonante para su repudio y odio hacia los hombres en general

De algo si podemos estar seguros, y es que Jon no regresará al norte tan pronto como el o muchos esperamos y puede que esto sea un escenario ideal para que las cualidades de Sansa como líder comiencen a surgir. Winterfell se halla en la quiebra, con poca comida e insumos para mantener a sus guerreros, pero ella incluso bajo esa circunstancias pareciera estar mostrando señales de saber cómo gobernar a su gente, pues si hay algo que la diferencia a ella de Jon es que Sansa es una norteña que no tiene resentimientos por su linaje y de donde viene.

Escribir un comentario