Muchos asteroides pasan cerca de nuestro planeta todos los años, cada uno de distinto tamaño y recorrido, sin embargo, ninguno ha planteado una amenaza real para La Tierra, aunque no se puede descartar la posibilidad de que esto ocurra.

Para prevenir la colisión de un asteroide con nuestro planeta, la NASA está preparándose junto a otras agencias de investigación. El nombre del proyecto es Iniciativa de Defensa Planetaria, y ya se encuentra en marcha.

El objetivo principal del proyecto radica en la creación de un plan de respuesta rápida. Esto quiere decir que, si es detectado que un meteorito tiene una trayectoria que incluye a la Tierra, las alarmas serían activadas y se ejecutaría un mecanismo de acción, que aún no se conoce en qué consiste.

De momento, el proyecto es un experimento, por ello es importante para la NASA sacar el máximo provecho del próximo 12 de octubre, día indicado para el simulacro de amenaza real. Esta prueba comprobará si el protocolo de acción funciona, específicamente en el aspecto comunicacional entre diversas agencias de todo el mundo.

Otro aspecto del proyecto es llevar a cabo una práctica de defensa más directa, que incluiría desviar la trayectoria del asteroide o destruirlo en tal caso. Por ahora, resulta imposible que un proyecto como este pueda convertirse en realidad, sobre todo si se tiene en cuenta que no se cuenta con una nave capaz de volar un meteorito de gran tamaño. A pesar de que parezca una película de Hollywood, si la NASA se lo está tomando tan en serio, nosotros deberíamos considerarlo también.

Escribir un comentario