Kaspersky Lab 1

Las autoridades en Estados Unidos no han descartado la idea de que Kaspersky Lab, la firma de seguridad informática de origen ruso, tenga vínculos con el gobierno del presidente Vladimir Putin. Ahora, el Congreso del país norteamericano estarán revisando la información que 22 agencias del gobierno tengan que presentar concernientes al caso.

Específicamente, los representantes del comité de ciencias, el espacio y tecnología han enviado una solicitud a las diferentes agencias gubernamentales y de inteligencia donde requieren informes sobre el uso de los productos de Kaspersky Lab. Esto, para atender las sospechas de que la empresa ha estado llevando a cabo “actividades nefastas en contra los Estados Unidos”.

Según Reuters, que tuvo acceso a la carta, el comité esta “preocupado de que Kaspersky Lab es susceptible a la manipulación por parte del gobierno de Rusia, y sus productos pueden ser utilizados como herramientas de espionaje, sabotaje, u otras nefastas actividades contras los Estados Unidos“.

Entre las agencias que habrían recibido la carta por parte del congreso se encuentran la NSA, EPA, NASA, el Departamento de Comercio, entre otras.

Kaspersky Lab por su parte no ha hecho más que negar las acusaciones por parte del gobierno. Ha ofrecido incluso el código fuente de sus herramientas antivirus para que sean revisadas por el equipo de seguridad en busca de herramientas de espionaje o puertas traseras.

Las tensiones entre Rusia y Estados Unidos han incrementado en los últimos meses. Por un lado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra bajo una investigación liderada por el ex-agente del FBI Robert Mueller sobre los vínculos entre su campaña y funcionarios rusos. El presidente Donald Trump ha impuesto, por otro lado, nuevas sanciones en contra de Rusia por el apoyo hacia el presidente Sirio Bashar El Assad. Y desde Rusia, el presidente Vladimir Putin ha emitido fuertes declaraciones asegurando que “es imposible tolerar infinitamente este tipo de insolencia contra nuestro país“, refiriéndose a las fuertes acusaciones de Estados Unidos sobre la intervención de Rusia en Siria y los intentos de sabotaje a la infraestructura del país.

La investigación de Estados Unidos sobre una compañía rusa, como lo es Kaspersky Lab, se vuelve una razón más para la escalada de tensión entres estas dos naciones. Sobre todo, ahora que el departamento de defensa de los Estados Unidos ha prohibido el uso de las herramientas de seguridad de Kaspersky en sus ordenadores.