Bitcoin podría sufrir cambios importantes en los próximos días, y entre las alternativas que emergen para garantizar su supervivencia destaca la creación de un nuevo fork o tenedor, que no es otra cosa más que una nueva versión de la criptomoneda, separada de la cadena de bloques pero conservando su historial.

Esta criptomoneda se llamaría Bitcoin Cash (BCC), y su propuesta fue publicada a hace algunos días. La creación de un nuevo fork o partición de Bitcoin responde a diversos debates realizados por los desarrolladores de la red y los mineros a propósito de la activación de SegWit el próximo 1 de agosto.

La casa de cambio y minería ViaBTC será la responsable de llevar a cabo esta nueva criptomoneda, que plantea una decisión complicada para la comunidad de usuarios: continuar con Bitcoin o adoptar Bitcoin Cash. ViaBTC hace pocos días activó en su plataforma el intercambio entre esta nueva criptomoneda y el Yuan Chino (CNY). En este sentido, un grupo para la minería de BCC y contratos en la nube están operando desde el pasado 22 de julio.

Las primeras plataformas Bitcoin en apoyar la propuesta fueron Bit Trade y Bitpoint, mientras que Coincheck, Tokyo Bitcoin Exchange y GMO-Z Coin se han mantenido al margen.

El día de hoy, Bitfinex y Btcpop se sumaron al apoyo de BCC, argumentando que su propósito es satisfacer al cliente. Los saldos en Bitcoin almacenados en las carteras de esta plataforma serán intercambiados en BHC. OkCoin es otra de las empresas que ha decidido adherirse al fork, explicando que su postura se debe a la búsqueda de la comodidad de sus usuarios.

Sin embargo, no todas las reacciones han sido favorables. Por ejemplo, Chandler Guo, inversionista de Bitcoin ha definido a BCC como una altcoin basura, y animó a los mineros a unirse para la activación del protocolo BIP91. De igual forma, Coinbase y GDAX han informado a sus usuarios que no incluirán la nueva criptomoneda a sus intercambios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here