Daenerys

Lo más seguro es que ustedes también se hayan dado cuenta que Daenerys Targaryen y Sansa Stark han estado comportándose de forma peculiar en los primeros episodios  de la séptima temporada de Game of Thrones, y en vista de que la temporada es más corta que las anteriores lo más seguro es que eso tenga algo que ver con su desarrollo y sus tramas, por eso, aquí en TekCrispy tenemos una serie de análisis al respecto.

Empecemos con Daenerys, desde el inicio se puede observar que ella está un poco tensa, primero la lluvia la molestó, y luego que Tyrion no la dejara molestarse en primer lugar sólo empeoró la situación. Seguido de eso la presencia de Varys pareció sacarla de sus casillas al punto de que lo amenazó con quemarlo vivo.

Danny no está actuando de forma normal, y recordemos que en Stormborn fue cuando finalmente se presentaron las intenciones de Daenerys en esta temporada, de continuar este comportamiento podríamos ver muy pronto una serie de infortunios para la madre de los dragones. Está bastante claro que Daenerys comienza a desconfiar mucho más en esta temporada que en las anteriores.

Pero, es importante mencionar que la desconfianza de esta joven está muy bien infundada, ella no ha tenido la vida más estable que digamos, pasó de ser huérfana, a ser prácticamente vendida por fines políticos, sufrió violaciones y más de una traición y eso sin dejar de lado los intentos de asesinato.

Si bien Daenerys no tiene de momento por qué dudar de sus aliados, ya que, Olenna está motivada por la venganza y aunque las intenciones de Tyrion permanecen siendo un misterio, hay que decir que es un tanto sospechoso como la flota de Yara fue encontrada con tanta facilidad, puede que sí haya un traidor rodeando a Dany.

La paranoia de Dany no es mal infundada, pero sí es un recordatorio constante del linaje familiar que la precede, y la locura que sabemos que de una forma u otra lleva en las venas. Esto se debe principalmente a la forma de procrear que hay corre en los Targaryen, ellos son incluso más famosos por sus tendencias incestuosas que los Lannister, lo que le da a Daenerys unas probabilidades muy altas de sucumbir ante la locura, y eso la podría terminar convirtiendo en una reina sentada en un trono de cenizas.

Ahora, vayamos con Sansa

Sansa Stark es un personaje que de buenas a primeras despierta la atención de los espectadores, y no siempre es debido a la belleza de Sophie Turner. Los fans enloquecieron cuando se dieron cuenta del nuevo peinado de Sansa en la séptima temporada, ya que, podría indicar que Sansa está comenzando a transformarse en una nueva versión de Cersei. Ahora, lo que está empezando a despertar es su nuevo collar que es muy parecido al que usaba cuando había unido fuerzas con Littlefinger.

Si bien el collar no es algo tan sencillo de comparar porque no son tan similares como los peinados, por el hecho de entretenimiento y porque Game of Thrones no sería Game of Thrones sin una que otra teoría, veamos más a detalle.

Puede que este collar no tenga nada que ver con Petyr Baelish para empezar, puede que es un símbolo que busca resaltar que Sansa finalmente es una mujer independiente, y que el color signifique todo aquello que tuvo que escapar, desde Joffrey en King’s Landing hasta Ramsay, y el metal ligero pero muy brillante hable de su necesidad de gobernar Winterfell como la Stark legítima que es.

Ahora, si bien puede que Sansa este al borde de una transformación en una nueva Cersei, o tenga en sus planes formar una nueva alianza con Littlefinger, son detalles que sin duda alguna veremos desenvolverse a medida que la temporada avance, ya que sin duda alguna proteger el Norte es más importante que el vestuario a elegir.