Mucho se ha discutido en relación al internet de las cosas y sus repercusiones en el día a día de las personas, no solo desde el punto de vista de las soluciones, sino también desde los aspectos perjudiciales, como sacrificar la privacidad de los datos de los usuarios para funcionar correctamente.

Tal es el caso de Roomba, la aspiradora robot automática líder del mercado, que desde su lanzamiento ha tenido una excelente acogida por parte de los usuarios gracias a su autonomía y eficiencia para eliminar la suciedad en sus casas.

iRobot es la compañía fabricante de Roomba, y sus planes en un futuro cercano parecieran apuntar al hecho de vender los datos privados recopilados por sus aspiradoras a empresas como Google, Amazon y Facebook.

¿Qué tipo de datos recopila Roomba?

Según una publicación de Reuters, iRobot ha manifestado su intención de recopilar información acerca de la planificación dentro de los hogares de los usuarios.

A pesar de que la información no ha sido revelada de manera oficial, al parecer la compañía tiene interés de vender información sobre la dimensión de las casas, la ubicación de los muebles e incluso la frecuencia con la que los usuarios vacían el contenedor.

Estos datos servirían para dar pistas acerca del estado de la limpieza de determinado hogar con respecto de otros que tienen el mismo tamaño.  De igual forma, las empresas que compren la información podrían saber la frecuencia con la que los usuarios limpian o ensucian sus casas.

Pero, ¿Por qué compañías como Google o Facebook tendrían interés en comprar esta información? Pues bien, con estos datos podrían crear perfiles detallados del modo de vida y el entorno de sus usuarios, algo que resulta tremendamente beneficioso para definir el público en términos de publicidad.

Escribir un comentario