Un nuevo descubrimiento realizado por científicos de la Universidad de Bristol ayuda a explicar cómo las células que rodean a los vasos sanguíneos, llamados pericitos, estimulan el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, teniendo a la hormona “leptina” desempeñando un papel clave en el proceso. Este estudio, puede tener importantes implicaciones para el tratamiento de ataques cardíacos, así como para el cáncer, dos de las más importantes causas de muerte en el mundo.

El crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, un proceso conocido como angiogénesis, es importante y ocurre tanto en la salud como en la enfermedad. Está implicado en la reparación de los tejidos, además de jugar un rol esencial en el crecimiento y la propagación del cáncer.

El estudio analizó cómo los pericitos promueven el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos y el papel de la hormona leptina en el proceso, al mismo tiempo de proporcionar nueva información importante sobre los mecanismos involucrados.

Uno de los procedimientos actuales para el tratamiento de ataques al corazón es la cirugía de bypass coronario. Esto utiliza los vasos sanguíneos de la pierna, o en otra parte del cuerpo, para mejorar el flujo sanguíneo al músculo cardíaco. Es una cirugía invasiva e importante, con un largo tiempo de recuperación. A largo plazo, estos hallazgos pueden ayudar en el desarrollo de un tratamiento alternativo para pacientes con ataque al corazón.

Es importante destacar que el equipo descubrió que los pericitos produjeron 40 veces más leptina cuando se expusieron a bajos niveles de oxígeno y que esto continuó hasta que los niveles de oxígeno volvieron a la normalidad. Esto puede ayudar a que los tejidos formen más vasos sanguíneos para aumentar el flujo de sangre y el suministro de oxígeno.

Junto con otros hallazgos, la investigación muestra que la leptina tiene varias acciones importantes que estimulan el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en áreas donde los tejidos están privados de oxígeno.

En la mayoría de los casos, un ataque al corazón se manifiesta cuando una arteria coronaria está bloqueada. Los investigadores demostraron que al estimular el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, los pericitos tienen el potencial de restaurar el suministro de sangre al músculo cardíaco dañado después de un ataque al corazón.

Paolo Madeddu, profesor de Medicina Experimental Cardiovascular en la Facultad de Ciencias Clínicas de Bristol y autor principal del estudio, expresó: “Este nuevo descubrimiento podría tener importantes implicaciones para el tratamiento de ataques cardíacos, pero también podría ayudar al tratamiento del cáncer. Se trata de un nuevo mecanismo de señalización que puede tener un impacto de largo alcance y significativo en la medicina cardiovascular regenerativa.”

Aumentar el nivel de leptina en los pericitos de un corazón afectado podría ayudar a sanar más rápido, mientras que inhibir la producción de leptina en los pericitos cancerosos, podría privar al tumor de nutrientes y obligarlo a reducir.

Barbara Harpham, Directora Ejecutiva de Heart Research UK, señaló: “El equipo ha hecho descubrimientos importantes, lo cuales pueden ayudar al desarrollo de nuevos tratamientos para ataques cardíacos, incluso reemplazar las complicadas operaciones de bypass coronario.”