Qualcommia

Las aplicaciones de Inteligencia Artificial para dispositivos móviles se hacen cada vez más sofisticadas, y por tanto, cada vez demandan más recursos. Tanto los desarrolladores de aplicaciones como los fabricantes de equipos se hallan entonces en la búsqueda de maneras de optimizar el desempeño de sus productos.

Una manera, asumida por algunos fabricantes de hardware, consiste en desarrollar procesadores más adaptados para el uso en aplicaciones IA. En tanto que el enfoque de los desarrolladores de software se orienta a mejorar, optimizar, y reducir los requerimientos de las aplicaciones que producen.

Pero el gigante estadounidense Qualcomm está usando una aproximación diferente e imaginativa: usar los chips que ya tiene en el mercado, y suministrar herramientas para mejorar su desempeño.

Es así como ponen a disposición de los desarrolladores de aplicaciones IA, su nuevo kit de desarrollo (SDK, por sus siglas en inglés), llamado Neural Processing Engine (Motor de Procesamiento Neural, en español), concebido para los procesadores Snapdragon 600 y 800. El kit es una herramienta de la que se pueden servir los desarrolladores para que sus aplicaciones se ejecuten de manera más rápida. El kit ya tiene un año de concebido, pero ha estado siendo sometido a mejoras, que permiten ahora ponerlo a disposición de todos los desarrolladores que lo necesiten.

En Qualcomm indican que es un kit muy fácil de usar, ya que todo el trabajo grueso se halla tras bambalinas, de modo que el desarrollador sólo tiene que adaptar sus modelos al kit. Además, es posible elegir cuál de los aspectos del desempeño del equipo desean mejorar: procesamiento gráfico, consumo energético o velocidad de ejecución. También mencionaron que Facebook ya está utilizando el Motor para sus aplicaciones de Realidad Aumentada.

Qualcomm considera esto una aproximación a la solución más definitiva, que sin duda será producir chips dedicados para el uso en IA. Sin embargo, están muy satisfechos con el producto que ofrecen hoy día, y lo consideran un paso en la dirección correcta.