Existe una gran incertidumbre en la comunidad Bitcoin en relación a lo que sucederá el próximo 1 de agosto. Se ha afirmado en diversos medios digitales que la criptomoneda podría dividirse en dos nuevas. ¿Sucederá esto?

A pesar de que se trata de un evento de gran importancia que está a la vuelta de la esquina, aún hay muchas preguntas sin responder. ¿Qué es SegWit? ¿Qué es BIP 148? ¿Qué es BIP 91?. Pues bien, en esta ocasión te contaremos todo lo que necesitas saber para mantenerte informado sobre estos eventos.

Constante debate

Muchos especialistas han afirmado que Bitcoin evitará que la cadena se rompa. No obstante, a pesar de que los actores en conflicto parecen haber llegado a un acuerdo, aún debe ocurrir una serie de eventos para evitar la bifurcación.

Para una mejor comprensión de lo que está sucediendo y por qué las opiniones se encuentran divididas en la comunidad Bitcoin, veremos las cuestiones fundamentales de esta posible división y las opiniones que algunos han manifestado sobre cómo solucionar esta situación.

Por una parte, están las personas a cargo del software de código abierto para la red Bitcoin. Son una especie de organización o comunidad que se encarga del desarrollo del protocolo de ejecución de la red. Al otro extremo están los mineros, que se encargan del mantenimiento de la cadena de bloques (Blockchain). Ambas partes son vitales para el funcionamiento de la red, y una se complementa con la otra.

¿Cuál es el problema de fondo?

Muchos piensan que Bitcoin es solo una criptomoneda que se utiliza para comprar y vender cosas en Internet. Y es que a pesar de que el comercio es una de sus aplicaciones, el valor de Bitcoin no se limita a ello.

Es coherente el hecho de que Bitcoin pudiese implementar su moneda digital en la vida cotidiana, como una alternativa real a las monedas establecidas y aumentar su valor y legitimidad. Sin embargo, esto no ha sucedido por una simple razón: la cadena de bloques de Bitcoin es lenta y costosa.

La red no está cerca de superar los requisitos mínimos de velocidad para transacciones de pago, ya que solo permite ejecutar hasta 6 transacciones por segundo. Por su parte, la red de pagos de VISA procesa hasta 1.600 transacciones por segundo.

La única manera en la que Bitcoin sería un candidato serio para la adopción masiva es que sea tan convincente y rápida como las redes de pago que ya existen. Mientras esto no ocurra, Bitcoin será mayormente una herramienta para almacenar el activo.

¿Por qué la red Bitcoin es lenta?

La red de Bitcoin se establece en la parte superior de la Blockchain, que consiste en un registro que contiene varias páginas o bloques, donde cada bloque contiene varias transacciones. Tan pronto se haya llenado de transacciones un bloque, es necesario hacer un registro (cadena) antes de pasar al bloque siguiente.

Esto quiere decir que, antes de que un bloque sea añadido a la cadena, es necesario asegurarse de que todos los actores involucrados están de acuerdo el contenido del bloque. Este proceso tiene una duración aproximada de 10 minutos por bloque.

La transacción dispone información acerca del remitente, el destinatario, la cantidad y la tarifa por la transacción. Este cargo o tarifa se paga a los mineros de la red, que se encargan de concluir la transacción en cuanto sea posible. Esta tarifa no tiene un monto fijo, sin embargo, depende de la cantidad que el remitente está dispuesto a pagar para acelerar el proceso.

Esto quiere decir que debido a la gran cantidad de transacciones en la red, los mineros (ordenadores de la red) tienen la potestad de decidir cuáles transacciones incluir en el bloque actual. De esta forma, las transacciones más altas serán las que otorguen mejores tarifas para los mineros, y por ende, tendrán prioridad.

Si existen muchas transacciones que superar en valor a la de alguna persona, ésta deberá esperar en una cola, que puede durar algunos minutos, horas e incluso días. A mayor tarifa por transacción, mayor rapidez. Por esta razón, últimamente los usuarios han evaluado a Bitcoin como una red lenta y costosa.

Pero, ¿Cómo solucionar este problema? ¿Se puede aumentar la capacidad de la cadena de bloques? Son preguntas que parecen obvias en este momento, pero que solo algunos pocos decidieron contestar en su momento.

Los ejecutores de la red, es decir, aquellos que mantienen el código abierto que se ejecuta en los ordenadores de los usuarios, piensan que existe una solución. Por su parte, los mineros, quienes controlan el código en sus propios ordenadores, piensan en otra alternativa.

La propuesta de las personas que manejan la red Bitcoin es favorable para los usuarios, mientras que la propuesta hecha por los mineros solo los favorece a ellos. Esta disyuntiva es la que ha creado la confusión en relación al 1 de agosto y la posible división de la Blockchain de Bitcoin.

¿Cuál es la mejor opción para los usuarios?

La solución planteada por las personas que manejan la red se acerca a los orígenes de Bitcoin y la manera como se almacenan las transacciones en cada bloque. En este sentido, se planteó eliminar la maleabilidad de los bloques.

Esto generó una reacción positiva, ya que no solo se logró eliminar este problema, sino que la capacidad de la cadena de bloques aumentó también. Esta solución se conoce con diversos nombres en Internet, tales como BIP148 o SegWit.

¿Cómo luce un bloque de la red?

Un bloque contiene dos tipos de datos: el encabezado y las transacciones. El encabezado contiene los metadatos del bloque, sin embargo, no es información importante para la bifurcación del 1 de agosto, debido a que su información solo representa un aproximado del 1% de los datos del bloque.

El 99% restante está compuesto por las transacciones incluidas en el bloque. Además, de los datos que incluye cada una de ellas (remitente, destinatario, tasa de transacción, etc), también cuentan con un elemento denominado Signature o Witness (firma o testigo).

La firma es la encargada de verificar si el remitente cuenta con saldo suficiente para enviar su solicitud de bitcoins en las transacciones. A pesar de que estos datos se emplean una vez al inicio, representan al menos el 65% de los datos en una transacción.

El tamaño total aceptado por cada bloque es de 1MB y la mayor parte se concentra en los datos que no son determinantes para el bloque. La idea es mover los datos de la firma hacia una estructura separada al final del bloque.

Esta estructura separada no necesariamente tiene que incluirse en la cadena de bloques. En este sentido, si un nodo (ordenador personal) puede, es una buena noticia. Si no, no influye en la transacción. Gracias a esta propiedad, se le conoce con el nombre de bifurcación suave o ‘Soft Fork’.

Algunos nodos decidirán actualizar su software y trabajarán en la nueva estructura de bloques, mientras que aquellos nodos que decidan mantenerse en el software heredado simplemente deben ignorar la parte de la firma. Esta mejora de la estructura de la red permitirá un mayor número de transacciones en cada bloque.

El nombre técnico de esta optimización es SegWit, que consiste en segregar o separar el testigo de la estructura de bloques, y representa la mejor alternativa para los usuarios. La propuesta inicial fue desarrollada por el equipo de Bitcoin Core.

¿De qué forma los usuarios ven beneficios con SegWit?

En primer lugar, la nueva estructura aceptará un mayor número de transacciones. Permite que las transacciones sin confirmación vayan hacia abajo del bloque, reduciendo el costo de las tarifas por transacción.

Esta estructura, permite que aparezcan en la red los llamados ‘micropagos’, que consisten en pequeños pagos que pueden ser procesadas instantáneamente y sin ningún cargo.

Quienes se oponen a esta solución, afirman que se trata de una solución temporal, y la aplicación de una bifurcación más fuerte será ejecutada en un futuro.

¿Qué opción es mejor para los mineros?

Los mineros plantean una solución escalable a largo plazo. Su propuesta lleva por nombre SegWit2x y consiste en la aplicación de SegWit, y además aumentar el tamaño de cada bloque de 1 a 2 MB. Esta solución también se conoce como BIP 91, y en principio, parece ser la mejor alternativa.

Sin embargo, si esta solución se implementa, cada minero necesitará actualizar su software y hardware, de lo contrario no será incluido en la nueva estructura. Por ello, esta solución se llama ‘Bifurcación fuerte’.

Eso traerá una consecuencia fatal para quienes no tengan el suficiente dinero para mejorar su potencial, es decir, los mineros más pequeños de la red. Esto les conviene a los grandes mineros de Bitcoin, quienes verán a la competencia desaparecer.

Este hecho va en contra de la idea inicial de Satoshi Nakamoto (creador de Bitcoin), quien abogaba por la descentralización. Colocar el poder en manos de unos pocos mineros poderosos, se aleja de este principio.

La posible bifurcación de Bitcoin bajo el protocolo BIP 91 plantea que los mineros sean lo que para la sociedad actual representan los bancos y los gobiernos: una autoridad central ejecutando el poder.

¿Por qué todo el mundo dice que Bitcoin se dividirá en dos monedas digitales?

Imagina que existen 10 mineros en la red, de los cuales 6 deciden aumentar el tamaño de sus bloques, y 4 descartarán este cambio por su imposibilidad de adaptarse.

Los 4 mineros que trabajan en el bloque más pequeño, continuarán minando en su propio conjunto de bloques y tendrán una versión de la Blockchain más larga. Esto ocasionará que la cadena se divida en dos Blockchains, ya que unos mineros trabajarán en una versión y algunos en otra.

En este sentido, la cadena “antes de la división” será la Bitcoin Común, y los mineros con equipos actualizados trabajarán en la cadena Bitcoin actual, mientras que los mineros que todavía conservan el tamaño de los bloques viejos compondrán el Bitcoin clásico.

De esta forma, la moneda se dividirá en dos. Esto quiere decir que las criptomonedas que obtengan los usuarios con el Bitcoin Común pueden comerciarse en Bitcoin, Bitcoin clásico y actual. Sin embargo, las criptomonedas negociadas en Bitcoin clásico serán distintas a las de Bitcoin actual, en términos de valor, cantidad y adopción.

¿Qué sucederá con tus bitcoins?

Todo dependerá del lugar donde almacenas tus bitcoins. Si están en tu ordenador, puedes obtener gastarlas dos veces (una por cada blockchain). Pero si están almacenadas en una cartera online, el destino de tus bitcoins está en manos de quienes la controlan.

Ello se debe a que cada cartera elige cómo procederá con respecto de esta división de la red. Podrían migrar sus criptomonedas a la nueva versión o incluso a ambas.

Lo cierto es que, lo recomendable es no realizar ninguna transacción en los próximos días y luego de unos días después del 1 de agosto de 2017. Recuerda que tus bitcoins son registros de transacciones, las cuales quedarán eliminadas si no quedan registradas en cualquiera de las cadenas que se generen a partir de la bifurcación.

Hasta el día de ayer, casi todos los mineros de la red han estado de acuerdo con la implementación del protocolo BIP91, sin embargo, esto no significa que lo implementarán. Solo están marcando su posición al respecto.

Para una implementación real de BIP91, la mayoría de los mineros deberán actualizar el software en todos sus equipos antes del 1 de agosto. Los mineros que han actualizado este software no superan el 50%.

Ahora, si los mineros logran completar el 80% de aprobación en lo que resta de semana, se activarán también el SegWit y SegWit2x, lo que representará la total bifurcación de la red.

Pero hasta ahora nada está escrito, solo queda esperar el desarrollo de los acontecimientos en los próximos días y evaluar las potenciales consecuencias.

Más en TekCrispy