Reserva Federal Criptomoneda

A través de un informe presentado por “The Faster Payment Task Force”, un grupo de trabajo especializado creado por la Reserva Federal de los Estados Unidos, se ha propuesto a la institución utilizar la tecnología de la cadena de bloques para acelerar los servicios de pago.

En el documento, las compañías de FinTech describen la manera en la que la tecnología Blockchain puede ser utilizada para realizar pagos más rápidos para la Reserva Federal.

Las empresas que integran el grupo y que desarrollaron la propuesta son: Ripple, Xalgorithm, Eccho, Hub Culture, Nanopay Corporation, Kalypton Group y Thought Matrix Consulting.

Propuestas basadas en la cadena de bloques

Hub Culture, Xalgorithm y Eccho, propusieron a la Reserva Federal la aplicación de una tecnología similar a la tecnología de contabilidad distribuida, que incluya un sistema de intercambio de activos en tiempo real para la integración global entre participantes de las transacciones de pago.

Este sistema, también incluiría una Identidad Sincronizada Única (USI, por sus siglas en inglés), que permita vincular las cuentas y reducir los costos de transacción, además de minimizar el tiempo de las mismas en la red.

WingCash, la plataforma para criptomonedas de la Reserva Federal

Pero quizá la propuesta más interesante realizada por el grupo de trabajo fue la de WingCash, una red de pagos donde la Reserva Federal deberá adaptarse al uso de su propia criptomoneda.

Esta plataforma de software será propiedad y estará operada por la Reserva Federal y la organización del Gobierno. La Reserva podrá emitir criptomonedas o notas digitales (Billetes digitales de la Reserva) que estarán vinculadas al dominio fednotes.com

La propuesta fue escrita por Bradley Wilkes, fundador y CEO de WingCash, y plantea la posibilidad de que el Banco Central de los Estados Unidos implemente medidas para discutir nuevamente el concepto de moneda ‘Fedcoin’ que fue propuesto en el pasado, y que ilustraba la tecnología Blockchain y su potencial.

Mientras que otros países como Rusia, China y el Reino Unido, han manifestado su interés en la emisión de sus propias criptomonedas, esta es la primera vez que una propuesta similar se dirige a la Reserva Federal de Estados Unidos.