Aunque hay el hielo en los polos, se ha asumido que la luna es una roca bastante seca; sin embargo, esta presunción puede ser refutada gracias a un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Brown, en Estados Unidos, que revela que en la luna hay atrapado bajo la superficie, grandes cantidades de agua.

Los autores del estudio comenzaron a sospechar que podría haber más agua de lo que se pensaba, después de reexaminar las esferas de vidrio volcánicas traídas a la Tierra por las misiones Apolo 15 y 17.

Descubrieron que las esferas contienen cantidades similares de agua a las rocas de basalto en la Tierra, lo que sugiere que partes de la corteza lunar contienen tanta agua como nuestro propio planeta.

Este efecto óptico convierte el agua simple en deslumbrantes colores iridiscentes

A pesar de que es sólo una pequeña cantidad, alrededor del 0,5 por ciento del peso de las esferas, tales depósitos vidriosos son extensos y abundantes en la Luna, y se podría extraer agua de ellos.

El Dr. Shuai Li, coautor del estudio y académico del Departamento de Ciencias de la Tierra, Ambientales y Planetarias de la UB, expresó: “Otros estudios han sugerido la presencia de hielo de agua en las regiones sombreadas en los polos lunares, pero los depósitos piroclásticos analizados en nuestro estudio, se encuentran en lugares que pueden ser más fáciles de acceder.”

Tanto la NASA como la Agencia Espacial Europea han expresado sus deseos de establecer una base lunar que actúe como un trampolín para el resto del Sistema Solar; el hallazgo realizado por los científicos, facilitaría enormemente alcanzar ese objetivo y han estado analizando si el agua podría ser efectivamente extraída.

Los investigadores señalan que cualquier aporte que ayude a mantener con vida a los futuros exploradores lunares es trascendente; evitar tener que trasladar grandes cantidades de agua sería un gran paso adelante, y los resultados obtenidos, sugieren una nueva y factible alternativa.

Los hallazgos también fueron respaldados usando instrumentos a bordo del orbitador lunar Chandrayaan-1 de India, el cual realiza observaciones lunares para determinar qué minerales y otros compuestos están presentes en su superficie.

Astronautas del Apollo podrían haber encontrado una antigua roca terrestre en la Luna

Los investigadores encontraron evidencia de la existencia de agua, en casi todos los grandes depósitos volcánicos que habían sido previamente trazados por los astronautas. Sin embargo, no se cuenta con una explicación que justifique cómo el agua llegó allí.

Al respecto el Dr. Li señala: “La creciente evidencia de la existencia de agua dentro de la Luna, sugiere que el vital líquido sobrevivió de alguna manera, o quizá llego allí por impactos de  asteroides o cometas, antes de que la Luna se hubiese solidificado completamente. Pero esas son sólo teorías, por lo que el origen exacto del agua en el interior de la luna representa una gran interrogante”.

Más en TekCrispy