Los llamados juguetes STEM, acrónimo en inglés que significa Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, son juguetes que tienden a enfatizar la creatividad, la lógica, la resolución de problemas y la experimentación. No sólo dan clases a los niños, sino que los involucran, guiándolos a través de lecciones y actividades novedosas, además de reconocer y recompensar sus logros.

Analistas estiman que en el año 2016, el segmento englobó ventas superiores a 26 mil millones de dólares, lo cual es un claro reflejo del auge y crecimiento que experimenta este sector. Al igual que con cualquier categoría floreciente, las empresas realizan esfuerzos por presentar al público sus ingeniosas propuestas. La presente lista muestra los mejores juguetes STEM de 2017.

Hombre descubre que el AirPod que se tragó accidentalmente aún suena dentro de su estómago

1.- Cozmo

Se trata de un robot de juguete miniatura que parece una especie de carretilla elevadora. Está equipado con Inteligencia artificial, que le hace aprender nombres y reconocer caras, jugar juegos e incluso desarrollar una personalidad, a medida que llega a conocer mejor a su propietario.

También es una plataforma educativa. Code Lab, una función de programación visual integrada en la aplicación complementaria de Cozmo para smartphones y tabletas, permite a los niños reordenar secuencias de bloques digitales, para crear programas básicos y aprender conceptos fundamentales de robótica, mientras juega.

Cozmo no sólo se mueve; es curioso y explora. No sólo aprende; trama y hace planes. No sólo te ve; llega a conocerte. Muchos opinan que no se trata de un juguete, sino de un superordenador que lleva la diversión a un nuevo nivel.

De esta forma exponemos nuestra privacidad por la dependencia a Internet

2.- Lego Boost

El fabricante de juguetes de origen danés Lego, lanzó su propia versión de juguetes STEM en el Consumer Electronics Show que se realizó comenzando el 2017: el Lego Boost; un set de 840 piezas, una aplicación descargable, instrucciones y comandos de codificación para elaborar cinco posibles creaciones, incluyendo una impresora 3D y una guitarra eléctrica funcional. Además incluye un sensor de distancia y un motor interactivo, así como el Move Hub, que incluye dos puertos de entrada y salida, un sensor de inclinación de seis ejes, LEDs y una radio Bluetooth que se empareja con un smartphone que ejecute la aplicación complementaria de Boost.

La aplicación enseña a los niños cómo construir animales y robots con las piezas incluidas en el kit. Cuenta con una variedad de actividades que fomenta en los niños los fundamentos de codificación, lo que les permite progresar a medida que dominan los módulos. Quizás lo mejor de todo, es que Boost funciona con las piezas Lego existentes.

Nevada desarrolla un proyecto blockchain para controlar tránsito de automóviles

3.- Osmo Coding Awbie

Es una plataforma de realidad aumentada que usa la cámara frontal del iPad para combinar objetos digitales y del mundo real. La revista Time la incluyó en la lista de las mejores innovaciones del 2014 y desde entonces no ha dejado de mejorar.

Awbie, protagonista del juego, es un personaje lúdico que ama las fresas. Con cada comando de codificación, guías a Awbie en una maravillosa aventura en búsqueda de sus anheladas fresas. Bajo esta sencilla idea, Osmo fomenta el aprendizaje en áreas clave como lógica y habilidades para resolver problemas; impulsa el desarrollo de la destreza relacional espacial; enseña ortografía y promueve el pensamiento crítico.

Además, cultiva la confianza creativa, del mismo modo que enseña operaciones matemáticas como la adición y la multiplicación, así como fracciones y la comunicación no verbal, y todo mientras el niño se divierte jugando.

Más en TekCrispy