Nokia Y Carl Zeiss

A pesar de los enormes e indudables avances que ha tenido la fotografía incorporada a los móviles, existe un punto débil donde las cámaras convencionales aún les superan: el zoom. Y es que el zoom óptico de las cámaras es un aumento analógico de la imagen, mientras que en el zoom digital se recorta la porción deseada y se agranda la imagen, lo que da una calidad inferior.

Es por eso que los fabricantes han estado buscando el modo de incorporar zoom óptico a los móviles, aunque es un problema complejo debido a lo reducido del espacio. Pero, al parecer, dos gigantes están en camino de lograrlo: Zeiss y Nokia trabajan en un sistema que podría constituir una solución ingeniosa, y que posiblemente se incorpore en próximos modelos de la compañía finlandesa.

Mientras algunas compañías han mejorado el zoom incorporando sensores de mejor calidad y mejoras en la óptica, o han combinado la información de más de un sensor, la solución de Nokia y Zeiss se basa en el uso de varias lentes dispuestas en un disco o carrusel que rota, y coloca frente al sensor de la cámara la lente que se requiere para el zoom que se necesite. Esto proporciona una mejora sustancial al aumento de la imagen, al ser de tipo esencialmente óptico.

Todavía no queda claro de qué modo este sistema se podrá instalar, ya parece voluminoso, y el espacio no abunda en el área donde se debe colocar. Además, está el asunto del tamaño del sistema, que posiblemente cause un indeseable abultamiento en el área de la cámara. Tocará esperar el resultado, ya que una alianza entre compañías de este nivel para producir y patentar este sistema, puede ser el preludio de una mejora sustancial en la óptica de los móviles.