Fbi Juguetes Espias

La Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés), advirtió que los juguetes que tienen acceso a Internet representan graves riesgos de privacidad y seguridad para los niños y sus padres.

El FBI afirmó que muchos juguetes inteligentes y dispositivos para el entretenimiento, suelen contar con sensores, cámaras, micrófonos, ubicación GPS, reconocimiento de voz, etc., lo que podría revelar información personal importante de los usuarios.

Por ejemplo, algunos juguetes que incorporan micrófonos, podría registrar información cotidiana sobre el niño, como sus gustos, su nombre, su escuela, etc. Además de la información que brindan los usuarios al crear una nueva cuenta, la agencia dijo que las compañías también obtienen grabaciones de conversaciones, historial de navegación en Internet, ubicaciones en tiempo real, direcciones IP’s, y mensajes de voz.

En este sentido, el FBI dijo que exponer este tipo de información podría generar oportunidades para el fraude de identidad infantil. De igual forma, el uso indebido de estos datos sensibles representa un potencial riesgo de explotación.

Esta es Cayla, la muñeca que será retirada del mercado por el riesgo de ser hackeada

El alcance de los piratas informáticos

El FBI también mencionó las capacidades de los hackers que espían a los usuarios a través de estos juguetes. En este sentido, explicó que la conexión de datos cifrados entre el juguete, los puntos de acceso Wi-Fi y los servidores de Internet, son fundamentales para reducir el riesgo de que la piratería informática pueda exploten el juguete o vulneren la privacidad del usuario.

Los hackers también tienen la capacidad de entrar en los juguetes conectados a Bluetooth que no requieren contraseña al emparejarlos con un dispositivo móvil, para escuchar lo que sucede alrededor del niño e incluso comunicarse con él.

De esta forma, el FBI ha exhortado a los padres a revisar las políticas de privacidad de las compañías fabricantes de estos juguetes, para conocer el lugar donde se almacenan estos datos, que según aclara la agencia, no cuentan con la protección suficiente a través del uso de certificados digitales y el cifrado para su transmisión y almacenamiento.

Más en TekCrispy