Elon Musk Ia

El CEO de Tesla y SpaceX, Elon Musk, dijo que la Inteligencia Artificial (IA), debe ser controlada, ya que representa un riesgo potencial para la civilización. La declaración fue emitida el día de ayer, en un encuentro bipartidista de gobernadores de Estados Unidos.

Musk discutió en la reunión acerca del futuro de los vehículos sin conductor y los viajes espaciales, avances hasta ahora logrados con el desarrollo de la IA.

A pesar de ser un garante de la IA para el desarrollo de soluciones para las personas, Musk ha expresado desde hace tiempo su preocupación acerca de las consecuencias que conlleva su utilización. Por ello, piensa que el gobierno debe regularla.

La definición de Musk sobre el riesgo de la IA no tiene nada que ver con los riesgos de un accidente automovilístico, el uso de drogas o un accidente aéreo. Se trata de un avance científico que no perjudica a los humanos individualmente, sino que representa un riesgo en conjunto para la civilización.

En 2015, Musk lanzó la iniciativa sin fines de lucro OpenAI, dedicada a la construcción de una IA segura y que beneficie a la humanidad. En este sentido, el discurso de Musk apunta a la regulación para que cada invento que sea desarrollado pueda ser seguro para las personas.

Sin estas regulaciones, las compañías comenzarían a tener mucha más autonomía, trayendo como consecuencia la pérdida de puestos de trabajos, la vulnerabilidad para la seguridad nacional y la desestabilización social.

Musk afirmó que en un futuro podrán hacer cualquier cosa, desde aprender, entender la naturaleza, tener capacidad de observación y análisis, etc. De hecho, planteó diversos escenarios posibles, como la creación de falsas noticias con IA para manipular la información.

Expresó también, que una vez que las personas tengan conciencia de estos riesgos, comenzarán a sentir el temor natural que el desarrollo de la IA debería inspirar.