Una VPN (Virtual Private Network) es una solución para establecer conexiones de red seguras de larga distancia. Inicialmente las VPNs estuvieron orientadas hacia un uso corporativo; sin embargo, cada día más y más individuos utilizan los servicios ofrecidos por los proveedores de este servicio. En el mercado se encuentran atractivos ofrecimientos gratuitos, y por muy tentador que parezca, considera los riesgos que conlleva usar servicios de VPN gratis.

1.- Rastrean y venden tus datos

Se supone que las VPN te mantienen a salvo mientras estás en línea. Uno de sus mayores puntos de marketing es que van a evitar que los ISP y otros rastreadores vendan tus datos con fines de lucro. La premisa es simple. Al cifrar tus datos y enrutarlos a través de los servidores VPN, tu ISP ya no puede ver lo que estás haciendo en línea; sin embargo, el proveedor de VPN puede.

Por supuesto, la mayoría de los servicios VPN pagados no hacen esto; tienen amplias políticas de privacidad y garantizan que no realizan ningún tipo de seguimiento, pero de las VPNs libre no se puede estar seguro. Un reciente estudio CSIRO (Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation) investigó 283 VPNs. Se encontró que el 75 por ciento de las aplicaciones VPN gratuitas contenía algún tipo de seguimiento.

Amazon admite que grabaciones de voz de Alexa se almacenan indefinidamente

2.- Las VPNs pagadas tienen motivos más claros

Ponte en el lugar de un host VPN. ¿Por qué invertirías tiempo, recursos y energía para ejecutar un servicio tan minucioso y controversial? La respuesta es obvia: para hacer dinero.

Las VPNs pagadas son claras y honestas sobre esto. Admiten que están en el negocio por el dinero. Es una transacción comercial sencilla y transparente.

No es así con las VPN gratuitas; para generar ingresos deben ser creativas. En el extremo menos malo del espectro, hay VPNs libres que introducen anuncios no bloqueables. Otros, utilizan métodos más funestos para tener beneficios, como los mencionados en el punto anterior.

Congresistas de EE.UU. interrogarán a funcionarios del DHS sobre uso de reconocimiento facial

3.- Falta de regulación

En América del Norte y Europa, los ISP están estrictamente regulados. Sí, pueden ordenar y vender tus datos, pero las reglas para tales transacciones son transparentes y accesibles para los usuarios. Pero las VPN no se rigen por el mismo conjunto de reglas. De hecho, muchos proveedores de VPN están ubicados en jurisdicciones insondables.

Las VPN gratuitas proporcionan una enorme fuente de potenciales víctimas para los hackers y los ciberdelincuentes. Muchos usuarios ven la palabra “gratis” y ligeramente ofrecen información personal durante el proceso de inscripción. Una vez en el sistema, todo tu tráfico en internet queda registrado, dando a los criminales una imagen completa de tu personalidad y actividades en cuestión de días.

HMD Global almacenará datos de usuarios de Nokia en Finlandia gracias a Google Cloud

4.- Tu dirección IP podría ser un punto final de red

Para ejemplificar esto, recordaremos el caso de Hola VPN; la aplicación era la de mayor predominio dentro de las VPNs libres. Decenas de miles de personas la usaron para circunnavegar restricciones de bloqueo, especialmente en los días previos a que servicios como Netflix comenzarán a implementar restricciones geográficas.

Pero a mediados de 2015, la charada se vino abajo. Un equipo de expertos descubrió que la aplicación estaba lucrándose con las conexiones de los usuarios, utilizando la conexión para aumentar el ancho de banda de su red y ofrecer un portal a otros usuarios; además, vendían tu dirección IP como punto final, lo cual es un problema por dos razones.

Google Chrome 75 para Android te sugerirá contraseñas "seguras"

En primer lugar, va a ser tu dirección IP la que va a estar en los registros del servidor. Si la persona que usa tu nodo de salida estuvo haciendo algo ilegal, va a ser tu puerta la que la policía va a tocar.

En segundo lugar, cualquier persona que acceda a un sitio en su país a través de tu nodo de salida, dejará un rastro de dirección IP con los sitios que visitó, exponiéndote a lo que precisamente intentabas proteger al usar la VPN.

El caso de Hola VPN está bien documentado, pero ¿quién puede asegurar que otros proveedores de VPN libre no están haciendo lo mismo? ¿Estás 100% seguro de la moral de tu proveedor de VPN gratis?

Más en TekCrispy