Policia Contra Drones En Reino Unido

Más allá de sus conocidos usos en el espionaje, resulta que ahora las personas están utilizando los drones para perpetrar otro tipo de delitos. Los criminales están utilizando cada día más estos vehículos para sus acciones de contrabando, tráfico de drogas y otros artículos prohibidos dentro de las cárceles.

Como un mecanismo de respuesta ante estos delitos, la policía del Reino Unido ha creado un nuevo equipo de agentes de policía dentro de las prisiones.

De acuerdo con un comunicado publicado por el Ministerio de Justicia, hasta la fecha se han realizado un total de 35 arrestos y 11 condenas de criminales involucrados en actividades ilícitas con drones.

El nuevo equipo consistirá en el trabajo conjunto del servicio penitenciario y la policía nacional, para investigar a convictos o delincuentes que se encuentren cerca de las cárceles cometiendo este tipo de delitos.

Delitos con drones más recientes

Según el Ministro de Justicia, los delincuentes que utilizan drones con estos propósitos ilegales se han convertido en una verdadera amenaza para el sistema penitenciario.

Un ejemplo reciente de criminales envueltos en este tipo de crímenes con drones es el de Tomas Natalevicius y su cómplice Dalius Zilinskas, quienes fueron condenados en el mes de mayo a más de 10 años de prisión por intentar contrabandear cocaína, marihuana y otros artículos en varias prisiones.

Otro caso significativo fue el de Dean Rawley-Bell, quien fuese encontrado culpable por el delito de contrabando de drogas y teléfonos a la prisión de Manchester, y cuya condena fue de 4 años y 8 meses.

De igual manera, Renelle Carlisle fue sorprendida en las afueras de la cárcel de Risley, en las adyacencias de Manchester, con un dron en su bolso para contrabandear drogas.